rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Instagram Linkedin Youtube Facebook Twitter

Jesús Mariñas, retenido por la Interpol en el aeropuerto de Santo Domingo

Destacado Jesús Mariñas ha sido retenido por la Interpol en el aeropuerto de Santo Domingo Jesús Mariñas ha sido retenido por la Interpol en el aeropuerto de Santo Domingo

El periodista Jesús Mariñas ha sido retenido en Santo Domingo por orden de la Interpol, cuando se disponía a disfrutar del Festival Internacional de Cine Cana Dorada. Mariñas viajaba junto a su marido Elio Valderrama cuando fue retenido por la Interpol en el aeropuerto José Francisco Peña Gómez en Santo Domingo, tal y como ha publicado la revista Diez Minutos.

El incidente tuvo lugar cuando la pareja aterrizó en el aeropuerto. Un hombre joven portaba un cartel con el nombre del periodista. Éste les pidió que los acompañara, identificándose como agente de la Interpol. Una vez retenido, le comunicó al colaborador de televisión que su pasaporte tenía algunas "anomalías” y, por tanto, debía ser retenido hasta que se realizasen una serie de comprobaciones.

"Me sentí como en una jamesbondiana película de intriga tan solo por intentar entrar en Santo Domingo con mi pasaporte que nunca creí incorrecto, menos aún ilegal. El empleado de emigración me advirtió de que se lo quedaba ‘porque tenía anomalías’, me calmó educadamente (…) Sentí primero sorpresa, y luego rabia, también indignación", ha declarado el periodista.

Estos hechos tuvieron lugar en torno al pasado 20 de enero, una vez que su pasaporte fue liberado, y después de unas horas de gran incertidumbre. De esta forma, la Interpol decidió dejar salir de las instalaciones al periodista sin su visado: "En mi vida viví un susto semejante y cuidado que viajo. Tras la incertidumbre, su marido y el propio Jesús Mariñas pudieron visitar el país caribeño y disfrutar del festival de cine al que acudían.

“Lo cierto es que yo lo había perdido y luego recuperado con las consiguientes declaraciones. La segunda declaración no fue enviada internacionalmente y fue la pega que casi me puso ante el paredón cual un chorizo. Sentí primero sorpresa y luego rabia, también indignación. Finalmente lo tomé con filosofía, algo inédito que me costó digerir. Son consecuencias de estar siempre danzando. Pero no se lo recomiendo a nadie", ha sentenciado Mariñas.

Seguiremos Informando...

Modificado por última vez: Miércoles, 22 Enero 2020 13:58

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto