Viernes, 08 Abril 2016 16:08

'La embajada' (Antena 3), ficción sobre política sin concesiones a la comedia

Escrito por

ALBACETE.- La tercera y última jornada del FesTVal de primavera que durante esta semana se ha celebrado en Albacete ha estado protagonizada por el plato fuerte de esta edición. Antena 3 ha presentado La embajada, su nueva serie junto Bambú Producciones que tiene a la política como telón de fondo e hilo conductor de todas las tramas e historias que se producen en torno a la Embajada de España en Tailandia.

Sonia Martínez, directora de Ficción de Atresmedia, ha afirmado durante la presentación a los medios que La embajada “no sólo habla de política, sino también de hasta dónde somos capaces de llegar por conseguir algo”. Corrupción, ambición, mentiras, engaños, irregularidades y traiciones se mezclarán en este nuevo proyecto que “no tiene concesiones a la comedia” y que está concebido desde un punto de vista muy serio, ha puntualizado Ramón Campos, creador y productor de la ficción.

La embajada persigue mostrar la realidad política actual sin “quedarse corta en el tema de la corrupción”. Sin barreras para enseñar al espectador la falta de moral y la ambición sin límites de algunos de sus protagonistas: Belén Rueda, Abel Folk, Raúl Arévalo, Chino Daría, Úrsula Corberó, Maxi Iglesias, Tristán Ulloa, Alicia Borrachero, Carlos Bardem o Amaia Salamanca, entre otros.

Tailandia será el escenario hasta el que se trasladen Abel Folk (en el papel de Luis, el nuevo embajador español en el país asiático), su mujer Belen Rueda (Claudia) y su hija Úrsula Corberó (Ester). Será en ese enclave donde comiencen todo un entramado de historias turbias que mezclarán poder, lujo, política y amor para formar un cóctel que no tardará mucho en estallar. Once capítulos de una primera temporada que promete dejar sin aliento a la audiencia.

Seguiremos Informando...

Soñadora y realista a partes iguales cuido cada detalle al máximo. Periodista urbanita y deportista amateur en búsqueda constante de lo original. Tengo imán para lo raro y lo diferente. Complicarse es necesario para aprender a sobrevivir.