rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Linkedin Google+ Youtube Facebook Twitter

Cara a cara bronco de Rivera e Iglesias en 'Salvados': fin al espíritu del 'Tío Cuco'

Cara a cara bronco de Rivera e Iglesias en 'Salvados': fin al espíritu del 'Tío Cuco' - 5.0 out of 5 based on 2 votes
Salvados Salvados

El primer cara a cara de la campaña electoral entre Albert Rivera y Pablo Iglesias ha sido de todo menos tranquilo. Jordi Évole moderaba el debate en Salvados entre los dos candidatos perdiendo la paciencia varias veces por el tono bronco que estaban tomando los dos políticos. De hecho, Évole les ha llamado la atención varias veces para que relajaran el ambiente llegando a decir que "daba por muerto el espíritu del Tío Cuco" y que, si continuaban con ese tono, daba un paso atrás. Así ha sido de duro el debate, que comenzaba con las dudas después confirmadas del presentador, acerca de que no se repetiría el tono de cordialidad que definió al primer encuentro de los dos líderes con Évole.

Rivera comenzaba acusando a Iglesias de que éste no ha permitido el mandato de las urnas: “Me duele más que no tengamos gobierno. El PP de Rajoy y tú habéis impedido que se haga un pacto. Los máximos aliados del inmovilismo sois vosotros. Es el chollo para que vosotros crezcáis. Todo el mundo sabe que cuando hablas de 'cal viva' insultas a los votantes del PSOE. Si pones por delante las sillas del cambio, no hay cambio”. Iglesias respondía que Ciudadanos es el equipo filial del PP. "¿Se os han pegado algunos tics de la vieja política?" La pregunta de Évole en Salvados abría la veda para Rivera, que aprovechaba utilizando palabras de Iglesias y conectándolas con Venezuela o el comunismo: “Si un partido se define como comunista no es malo, pero muchos españoles pensamos que la solución de España es un modelo europeo más moderno”, apuntaba Rivera, “A la gente le suena a chino, la gente es lo suficientemente madura...”, contestaba Iglesias mientras Rivera apuntaba: “Chino... ¿comunismo? ¿Madura? Te pediría humildad, estás repartiendo ministerios al PSOE”.

¿Con quién van a pactar? 

Mientras Évole expresaba que era imposible que se pusieran de acuerdo, el debate creció en intensidad en Salvados. Rivera acusaba a Iglesias de dinamitar los acuerdos para que no hubiera gobierno: “Pensabas que lo mejor era dinamitarlo y que no hubiera elecciones”. A lo que Iglesias contratacaba: “La función política de Ciudadanos era evitar un gobierno donde estuviera Podemos. Han dejado claro que quieren un gobierno donde esté el PP”. Jordi Évole les preguntaba directamente por los pactos. Rivera afirmaba: “El modelo económico y político de Podemos no es nuestro modelo europeo. La intransigencia de Pablo no ha dejado cambios. Hay que ceder. Si Ciudadanos es decisivo para formar gobierno, nos sentaremos a hablar. No estaremos en un gobierno con Rajoy porque creo que no representa el cambio que quiere este país. Con el PP tiene que haber un nuevo equipo”. Pablo Iglesias contestaba a Évole: “Pensamos que tiene que haber un gobierno de coalición con el PSOE. Nos parece ilegítimo que penséis igual que el PP. Vosotros defendéis una gran coalición sin hacer falta”, se dirigía a Rivera. “Pero si le muerdes la mano al PSOE”, atacaba Rivera.

Y la cosa seguía subiendo de tensión: “En lo que se refiere a Cataluña y el País Vasco lo que ha hecho el PP y lo que dice Ciudadanos es una fábrica de independentismo”, afirmaba Iglesias, a lo que respondía Rivera: “Se me hace difícil pensar en un país gobernado por nueve o diez partidos. Sobre todo, con algunos que quieren romper España. Si eres intransigente no vas a llegar a un acuerdo. No vas a poder gobernar salvo que tú vayas a ser el presidente”, le decía a Iglesias, que respondía: “El problema de los sillones es que habéis permitido que esté Cifuentes y el PP”.

"¿Por qué no hubo gobierno?" les preguntaba Jordi Évole a los dos candidatos. Para Rivera "ha sido por personalismos", mientras Iglesias apuntaba que al PSOE le prohibieron pactar con Podemos. El presentador introducía el tema de la educación en Salvados. Rivera recordaba que no se debe criminalizar la educación concertada y que debe convivir con la pública. Iglesias, por su parte, acusaba a Ciudadanos de negarse a votar contra la derogación de la LOMCE, a lo que Rivera le acusa de mentir. Évole exponía el debate del medioambiente y la sanidad. Para Rivera, los recortes deben acabar, pero apuntaba: “si tenemos un modelo económico que fracasa como el de Podemos, no se podrá hacer”. Iglesias respondía a Rivera diciéndole que éste había defendido el copago sanitario. “Creo que una sanidad pública no se financia con donativos”. Además, Rivera acusaba a Iglesias de haber llamado criminal a Amancio Ortega por un donativo y el ambiente se crispaba aún más.

salvados 2

La crisis de los refugiados desata las descalificaciones entre Rivera e Iglesias y Évole pierde la paciencia en Salvados: “Si es éste tono, me lo decís y doy un paso atrás”

Y el punto de mayor tensión en la entrevista de Salvados se alcanzaba cuando Évole lanzaba el problema de los refugiados. Iglesias expresaba que Podemos ha demostrado cosas en los ayuntamientos donde ha gobernado mientras Rivera explicaba que hace poco, había pasado cuatro semanas con Acnur viendo en directo el drama de los refugiados. “Me avergüenza la pasividad del gobierno". Pero Iglesias atacaba directamente a Rivera y comenzaban las descalificaciones: “¿Por qué votasteis a favor de retirar la tarjeta sanitaria a los 'sin papeles' o dijiste que querías bombardear Siria? La respuesta de Rivera no se hizo esperar. “Tu demagogia es insultante, me indignas. Nosotros vamos a Grecia para darle abrazos a los niños en vez de darle abrazos a Chipras. Es asilo político. Que lo mezcles con la ley de extranjería es una auténtica irresponsabilidad”. “Explícame la diferencia, ¿de qué huye la gente de África?”, contestaba Iglesias mientras Évole anunciaba que daba por muerto el 'espíritu del Tío Cuco'.

A partir de este momento el debate entre los dos candidatos no se destensó. El empleo les enfrentaba de nuevo donde Rivera apuntaba que Iglesias quería volver al pasado y le llamaba mentiroso. Jordi Évole perdía la paciencia y les llamaba al orden: “Si es éste tono, me lo decís y doy un paso atrás...”, afirmaba. Pero quedaba todavía un hueso duro de roer: Venezuela. “Quién más ha visitado Venezuela es Iglesias. Creo que podemos prestar ayuda humanitaria. No es prudente hablar de golpistas porque podríamos ser tú y yo los que estuviesen en la cárcel”, le decía Rivera a Iglesias, que respondía: “Si gobernamos trataremos de que los asuntos de terceros países no se saquen en campaña. Ha habido una sobreactuación”. “¿Por qué no nos ayudas tú que tienes mano con el régimen de Maduro? ¿Vas a ir a Venezuela? ¿Vas a ir? ", insistía Rivera. Iglesias comentaba: “Algunos entienden que hablar de Venezuela les ayuda electoralmente”.

¿Es más fácil prometer que gobernar?, terminaba Évole la entrevista en Salvados. “Seguro. Si prometemos políticas mágicas como Podemos luego se defrauda la gente”, apuntaba Rivera, y se defendía Iglesias: “Sí. El programa económico de Ciudadanos se parece al del PP. "¿No hay un cierto exhibicionismo de los políticos en los medios?" "Hacemos lo que nos pedís, asumimos que el árbitro manda” explicaba Iglesias y Rivera confirmaba: “Tengo la sensación de que hay un empacho de campaña e incertidumbre. Dar la cara forma parte de nuestro sueldo. En la política no se viene a hacer amigos, pero tenemos una obligación”.

Seguiremos Informando...

Modificado por última vez: Lunes, 06 Junio 2016 10:23
Maria Martos

Aquí y allí, viviendo en alguna parte del mundo estoy y soy. Me llamo María. Escritora, periodista, guionista e improvisadora teatral. Recordando siempre que cualquier buen personaje lleva dentro de sí la capacidad de transformación.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto