¿El sector del taxi ha cambiado gracias a la tecnología?

Publicidad

Pedir un taxi. Una acción que desde los albores de la historia, o más bien desde su nacimiento, ha sido una tarea que se ha llevado a cabo en dos simples gestos: levantar el brazo (y con él, la mano y el dedo índice) y elevar un grito seco con el que el taxista se daba por aludido. Esto, que nuestros padres hacían casi a diario, ya es historia desde que aplicaciones como Hailo vieron la luz: “nace de la mente de 3 emprendedores que vieron como este sector podía actualizarse mucho más”. Una evidencia que se conocía gracias a la demanda realizada por los consumidores: “había una serie de necesidades que no cubría ninguna otra empresa”. Para avanzar, la tecnología ha sido fundamental: “Se utilizaba habitualmente en otros quehaceres de la vida, pero no a la hora de buscar un taxi”. Un ejemplo de esto nace en las palabras de nuestra invitada, Mar Pallás, Directora de Hailo en Barcelona: “Si tú estabas en mitad de la calle, y no veías ningún taxi, tenías que esperar. En cambio, con esta app lo pides y te viene a recoger a los pocos minutos”. De igual modo, los taxistas también se han beneficiado: “el profesional tenía al cliente a un minuto pero, al tener un edificio en medio, no se veían. Así, las barreras de este y otro tipo, quedan eliminadas”.

Para llegar a un producto como Hailo, y en este caso en particular, sus creadores se enfocaron, principalmente: “En la investigación del mercado y el desarrollo del producto, ya que no había nada previo”. Unos inicios complejos que culminaron en un buen producto final, al que le siguieron las acciones de marketing pertinentes, en dos fases: “Una vez se tuvo la aplicación diseñada, se empezó a buscar a los taxistas que trabajarían con la marca. Tras ello, y con los taxistas elegidos, llegaron a los pasajeros que nutrirían a los primeros”. Todo este trabajo le ha convertido, como todos sabemos, en un referente aunque la competencia, buena para algunos, reduce el número de clientes de cualquier marca. ¿Qué hace que continúen en lo más alto?: “trabajamos con taxistas que han pasado con licencia y que han pasado un examen y damos diversas opciones tanto para pedir el taxi como para abonar la carrera”. Todo ello, augura un gran futuro para ella.

Llega el Salón MiEmpresa

El Salón MiEmpresa es uno de los eventos de emprendimiento más importantes de nuestro país. En palabra su organizador, Sebastian Charlier: “se ha convertido en el mayor evento para emprendedores y pymes”. Esta descripción viene avalada por sus seis ediciones ya celebradas a las que se unirá, en dos semanas una séptima, la cual trata no sólo de dirigirse a aquellos que están empezando, sino también a los que ya llevan un tiempo en el juego: “Queremos ayudar a la gente que ya ha dado el paso, y lo hemos hecho potenciando a la parte de ventas, en sus diferentes fases”. Un ejemplo de las variaciones que esperan a todos aquellos que acudan. Otro cambio llega en el conocido Elevator Pitch: “Le hemos renovado por completo. Por ejemplo, habrá combates entre startups por financiación (The Ring) o una sala en la que los speakers trataran de resumir y convencer en 10 slides, a los invitados (decálogo de éxito). Una oferta, que suma 300 ponentes de primer nivel: “tenemos empresarios que servirán de inspiración para la masa así como expertos en diferentes materias: finanzas, marketing tecnología”. Todos ellos aterrizan con una idea: ayudar a los emprendedores a obtener respuestas a sus dudas. ¿Quieres participar? www.salonmiemprensa.com. Ahí podréis acreditaros para el 16 y 17 de febrero.

¿Usamos nuestros dispositivos personales en el trabajo?

BYOD (Bring Your Own Device) será el término que, junto a Sergi García, Responsable de Marketing de Claranet, conoceremos esta semana. Un concepto que se resumen en: “La tendencia según la cual, durante los últimos años, los trabajadores usan sus dispositivos personales con fines relacionados con el trabajo“. Un hecho que, según las cifras, crece y crece: “el 42% de los smartphones y el 38% de los ordenadores portátiles que se usan en el lugar del trabajo son propiedad de los empleados y no de la empresa”. ¿El motivo? Lo descubrimos en este nuevo podcast de Innovadores, en el que sabremos si finalmente, Flanagan consigue un taxi y si llega a su parte del programa. ¿Te quedas con nosotros?

Seguiremos Informando…

Publicidad
Publicidad

Salir de la versión móvil