Cómo garantizar la empleabilidad a largo plazo en el mercado laboral del futuro

Publicidad

Por Nagi Pérez, responsable de Udemy Business en España

Septiembre marca por excelencia el mes de la vuelta al trabajo. Pero también es la época perfecta para renovar nuestros propósitos y metas para estrenar el nuevo curso con nuevas motivaciones. Asimismo, también es la época en que muchos se replantean cambiar de trabajo o de posición. Pero en un escenario en el que los algoritmos se cuelan en los procesos de selección y en un contexto en el que se espera que 1.200 millones de personas1 se vean afectadas por la adopción de nuevas tecnologías e inteligencia artificial en diez años, la formación se posiciona como una llave imprescindible para combatir estos efectos.

Pero lo que cambiará la automatización será más bien la naturaleza del trabajo, en vez del reemplazo de los trabajadores. El futuro del trabajo verá un cambio en la demanda de puestos de apoyo en oficinas, operadores de máquinas y profesiones similares, y la demanda se reenfocará hacia los profesionales de la tecnología, como los ingenieros informáticos y los especialistas en tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

A pesar de la creciente consciencia sobre este hecho, la mayoría de los líderes empresariales no están preparando adecuadamente a sus empleados para adquirir las habilidades necesarias. Mientras que el 45% de los líderes empresariales comunican las iniciativas de automatización, sólo el 15% habla de sus esfuerzos para invertir en desarrollar iniciativas de mejora de las competencias de sus empleados2.

Ante esta situación, ¿cómo garantizar la empleabilidad y la estabilidad laboral a largo plazo? A continuación, las cuatro claves que facilitan una transición paulatina hacia el futuro del mercado laboral:

En definitiva, la formación continua se posiciona como herramienta fundamental para destacar en nuestro futuro profesional. Nos ayuda a ser más competitivos y a satisfacer las necesidades evolutivas que demandan las empresas (o a emprender) en la actualidad. Y este factor es lo que va a ayudar a garantizar, por encima de cualquier título o categoría profesional, gran parte de nuestra satisfacción laboral y nuestra empleabilidad a largo plazo.

Publicidad
Publicidad

Salir de la versión móvil