DOÑA, DOÑA DE LAS DOÑAS

Publicidad

Hola, bienvenida.
¿Su nombre?
Díselo tú Teodoro.
Fredman,
¡Ah!, es usted la doctora Fredman.
No.
¿Doña?
Eso sí.
¿Su nombre?
Díselo tú Teodoro.
Pasen que están registrados.
Perdone señora.
No, soy señor.
Bueno, será directora general, o en su defecto la mujer del general.

Publicidad
Publicidad

Salir de la versión móvil