ARIZA Y LAS ESTATUAS

Publicidad

El ‘capo’ de El Toro TV, Julio Ariza, sigue levitando. A pesar de todas las condenas que le han caído en las últimas semanas, el ‘pantocrátor’ de Vox continúa ejerciendo de telepredicador en su canal de amiguetes. Una de sus últimas ideas ha sido llamar a la oración ante la estatua del socialista Largo Caballero, ubicada en los Nuevos Ministerios de Madrid. Y es que las estatuas son una de las debilidades del navarro. No hay más que recordar la de Juan Pablo II que colocó al lado del puente de Juan Bravo, en la antigua sede de Intereconomía, y que, trasladada con nocturnidad y alevosía y tras dormir el sueño de los justos en un garaje de Mirasierra, acabó siendo donada al Ayuntamiento de Madrid y ubicada en el parque que lleva el nombre del Pontifice en la capital.

Publicidad
Publicidad

Salir de la versión móvil