LA PLANTILLA DE ‘LA VANGUARDIA’ RECLAMA MENOS PRECARIEDAD Y MÁS SALARIOS

Los trabajadores de Godó se suman a las protestas de la prensa diaria

SE UNEN A ‘EL PAÍS’, ‘AS’, ‘ABC’, ‘EL MUNDO’, ‘MARCA’, Y ‘EXPANSIÓN’

Tras rechazar la última propuesta de la empresa durante la negociación del convenio, la plantilla de ‘La Vanguardia’ se suma a la ola de protestas que inunda el sector y que se hace visible todas las semanas con los miércoles negros.

Publicidad

El descontento entre los trabajadores de la prensa escrita de nuestro país es prácticamente generalizado. Prácticamente todas las redacciones de tirada nacional se han sumado a la celebración de los miércoles negros. Cada una de ellas reclamando sus propios intereses, pero con un objetivo común: la denuncia de la precariedad en el sector.

Los últimos en sumarse a esta ola de denuncias han sido los trabajadores de La Vanguardia. Esta semana ha sido la primera en la que su plantilla ha iniciado las primeras movilizaciones en las que han participado cerca de un centenar de trabajadores.

Lo hacen después de varias semanas de negociación con Godó para revisar su convenio sin haber alcanzado acuerdo alguno. A través de un comunicado, han hecho patente que buscan “poner fin a la precariedad de las categorías más bajas”. Además, aspiran a una actualización salarial para paliar la grave pérdida de poder adquisitivo derivada de la subida del IPC y que sufrague los recortes que ha sufrido la plantilla en los últimos años.

Aumento salarial

El objetivo de la plantilla de La Vanguardia es lograr un incremento salarial del 3%. Para ello, cuentan con el apoyo del sindicato de periodistas de Cataluña y del resto del sector que sigue vistiendo de luto las redacciones.

Durante los dos últimos meses, cada miércoles, las plantillas de El País, AS, ABC, El Mundo, Marca y Expansión han teñido sus redacciones de negro. Lo han hecho para dar visibilidad a los recortes que han sufrido en los últimos años. Años en los que han asumido un aumento en el volumen de trabajo tras oleadas de despidos o congelaciones salariales que les han causado pérdidas adquisitivas superiores al 30% en la última década.

Seguiremos Informando…

Publicidad
Publicidad

Salir de la versión móvil