COMO GARANTES DE LA INFORMACIÑON, LA VERACIDAD Y LA OBJETIVIDAD 

Periodistas y comunicadores se posicionan en contra de la amnistía

COMO SÍMBOLO DE DEFENSA DE LA CONSTITUCIÓN Y LA DEMOCRACIA 

Hace unas semanas, al saltar las alarmas de una posible amnistía una serie de comunicadores difundió un comunicado en el que se posicionaban en contra de los separatistas catalanes. Un “movimiento que a día de hoy sigue creciendo

Publicidad

Actualmente, España sigue frente a un contexto de tensión política latente que se mantiene desde que, a inicios de noviembre el presidente Pedro Sánchez hiciera públicas sus intenciones de amnistia. Pues bien, desde ese momento y durante las dos semanas siguientes se sucedieron las jornadas de protestas en Madrid y en diferentes puntos de España, en contra de un posible acuerdo de amnistía entre el Partido Socialista Obrero Español e independentistas catalanes, a cambio de apoyo parlamentario para que el socialista Pedro Sánchez fuera investido como presidente del Gobierno español.

Por tanto, sin ninguna duda la palabra más repetida en este mes al que pusimos fin ayer y además, la que más polémicas ha suscitado en las últimas semanas es amnistía. Pero, ¿qué significa este concepto? Se trata de un perdón de penas que solo puede ser decretado por el Estado como medida excepcional para todos los presos condenados por determinados tipos de delitos, generalmente políticos. Por tanto, se trata de una cesión para conseguir un bien mayor, como en el paso de un régimen autoritario a otro democrático. Una cuestión de hacer borrón y cuenta nueva.

Concretamente, durante la democracia se han producido tres amnistías fiscales. Las dos primeras llegaron durante los gobiernos de Felipe González (1984 y 1991), antes de la creación de la Agencia Tributaria, y la última en 2012 con Mariano Rajoy en La Moncloa. Esta última recibió el nombre de “Declaración tributaria especial” y estaba dirigida a la reducción del déficit público, aunque años más tarde el Tribunal Constitucional declaró nula dicha amnistía fiscal, impulsada por Montoro. La sentencia, no obstante, tuvo más trascendencia política que jurídica.

Sin embargo, cabe destacar que en la actualidad,  la Amnistía no está contemplada en la Constitución, por lo que su posibilidad de llevarse a cabo ahora mismo no está clara; hay juristas que se han declarado a favor y otros en contra de la constitucionalidad de la medida; y lo mismo ha sucedido con la sociedad despertando diversos conflictos de intereses.

Así mismo, otro grupo que tampoco se ha quedado en silencio ante tal situación ha sido uno de los mayores defensores de la democracia, los periodistas y comunicadores. Y es que, hace unas semanas cuando la palabra amnistía empezó a escucharse, un nutrido grupo de prestigiosos periodistas y comunicadores, aglutinados bajo el nombre de “Periodistas por la Democracia“, difundió un comunicado en el que se posicionaban en contra de la amnistía de los separatistas catalanes. Pues bien, la lista ha continuado creciendo y ya ha sido rubricada por más de un centenar de comunicadores y periodistas, entre los que se encuentran nombres de reconocido prestigio.

Adhesiones que continúan y que registran ya, más de un centenar de firmas

En concreto, los periodistas que han decidido participar en este movimiento consideran necesario seguir con la adhesiones por los siguientes motivos: “ante la gravedad de los hechos que se están viviendo en España por la acción de ciertos poderes políticos, la quiebra de la legalidad institucional, la creciente fractura social, el riesgo de ruptura territorial y el peligro de desestabilización irreversible de nuestro sistema político”.

De hehco, este movimiento continúa creciendo, y por el momento segurá adelante a pesar de la inexplicable falta de compromiso de algunas organizaciones como la Asociación de Periodistas de Madrid, que decidió ponerse de perfil, y no secundar el documento, mostrando un vergonzante sometimiento a los poderes públicos impropio de una organización que debería pronunciarse contra las ilegalidades, sea quien fuera quien las comete.

En cualquier caso, este colectivo de periodistas y comunicadores, que siguió los pasos de un sin fin de asociaciones entre las que destacan las de empresarios, jueces y decanos, fuerzas de seguridad, interventores y auditores, inspectores de hacienda, letrados de la seguridad social, diplomáticos, inspectores de trabajo, abogados del Estado… etc., ha llegado a sobrepasar ya el centenar de firmas de profesionales de la comunicación que se han pronunciado contra este despropósito.

Además, cabe destacar que entre los firmantes, destacan nombres destacados de reconocido pretigio en el sector del periodismo y de la comunicación, que han trabajado o trabajan en los más importantes grupos y empresas de comunicación públicos y privados de España, y que representan transversalmente el espectro ideológico de los ciudadanos de nuestro país.

Los firmantes del comunicado de Periodistas por la Democracia defienden en su misiva que los periodistas “somos los garantes de la información, la veracidad y la objetividad ante la opinión pública y por eso mismo estamos obligados a alzar la voz cuando el poder político intenta hacer pasar un desafuero colosal como el actualmente planteado, insultando a nuestra inteligencia como si fuera una medida conveniente e inocua”, al tiempo que comunican que “alzan la voz en favor de la Constitución Española y la democracia y la legalidad vigentes -actualmente en serio peligro-, que han dado a nuestro país la etapa de mayor libertad, prosperidad e igualdad de la historia y que aspiramos a preservar”.

Por todo ello, los periodistas firmantes del documento se manifestan “rotundamente en contra de la subversión del Estado de Derecho que representan la amnistía y demás concesiones a quienes lideraron el mayor ataque a la soberanía nacional y a la democracia de nuestra historia democrática”, y se dirigen a los ciudadanos que estén de acuerdo con este comunicado, “para acompañarlos y animarlos a que hagan público, de manera pacífica, su no rotundo al grave atentado contra la Constitución, la legalidad nacional y la democracia que representa el acuerdo pactado por Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Pedro Sánchez”.

En definitiva, ante la falta de compromiso ya mencionado de entidades como la Asociación de Periodistas de Madrid, los firmantes del documento han previsto la adhesión al mismo de forma individual, de forma que los profesionales de la comunicación y el periodismo que quieran hacerlo, pueden continuar dirigiéndose, indicando nombre y apellidos, al siguiente corre electrónico: periodistas.democracia@gmail.com.

Seguiremos informando…

Publicidad
Publicidad

Salir de la versión móvil