POR VERSE IMPLICADO EN UN CASO DE ESPIONAJE

LLYC destituye al exembajador de EEUU detenido por el FBI

VÍCTOR MANUEL ROCHA CONFESÓ A UN AGENTE DEL FBI QUE SE HACÍA PASAR POR UN ESPÍA CUBANO

Manuel Rocha ocupó el cargo de embajador estadounidense en Bolivia

Publicidad

Llorente y Cuenca (LLYC) ha destituido con efecto inmediato a Manuel Rocha, exembajador estadounidense en Bolivia, después de conocerse su detención por parte del FBI, tras ser acusado de espionaje para Cuba. LLYC ha tomado esta decisión después de que el pasado mes de septiembre Rocha se incorporase a la compañía como senior advisor, sin responsabilidades ejecutivas y centrándose en el desarrollo del negocio.

Desde la compañía aseguran que han tomado la decisión ante su “firme compromiso de mantener los estándares más altos de conducta ética y legal dentro de nuestra organización”. Además, insisten en que, a pesar de la corta relación laboral de Rocha en LLYC, ajena a los cargos que se le imputan, la consultora “colaborará plenamente con las autoridades, proporcionando cualquier información necesaria en caso de ser requeridos.

Tras conocerse la noticia, LLYC ha borrado la nota de prensa de su web donde anunció, el pasado 6 de septiembre, la incorporación de Rocha “para reforzar su influencia en la región”. Su función consistía en colaborar para crear estrategias de comunicación, enfocadas en la minería moderna y responsable. La empresa ha insistido en que respetan «el marco estricto de la Ley» en los mercados en los que opera.

Agente encubierto del Gobierno de Cuba

Las acusaciones que sostienen la detención apuntan a que Manuel Rocha de haber trabajado como agente encubierto del Gobierno de Cuba durante cuatro décadas. De hecho, en la acusación, puntualizan que la detención expone “una de las infiltraciones de mayor alcance y duración en el gobierno de los Estados Unidos por parte de un agente extranjero”.

La denuncia sostiene que desde 1981 y hasta la actualidad, Manuel Rocha, apoyó en secreto a la República de Cuba y su misión clandestina de recopilación de información de inteligencia contra Estados Unidos”. Rocha admitió haber trabajado para Cuba durante 40 años en reuniones mantenidas en 2022 y 2023 con un agente encubierto del FBI que se hacía pasar por un representante de la Dirección General de Inteligencia de Cuba, sostuvo la denuncia. 

Seguiremos Informando…

Publicidad
Publicidad

Salir de la versión móvil