redes sociales rss linkedin google+ youtube facebook twitter kioskofree

El balance del prer año de Fernando Jerez como director de antena de La Sexta no es muy bueno. La cadena se ha dejado casi un punto de cuota de pantalla en diez meses y ha perdido a dos de sus programas de referencia. La Sexta se aproxa a la fusión con Antena 3 más débil que nunca.

 

fernando_jerezFernando Jerez llegó a La Sexta en enero, tras su salida como director de antena de Cuatro coincidiendo con la fusión con Telecinco. En estos diez meses la audiencia de la cadena ha pasado del 6,3% de enero al 5,4% registrado en octubre. La tendencia de La Sexta es a la baja, sobre todo desde que en mayo perdiese a dos de sus pilares principales: Sé lo que hicisteis, que sucumbió ante la competencia de Tonterías las justas, y Buenafuente, que se tomó un descanso para volver con más fuerza.

 

José Miguel Contreras, consejero delegado de la cadena, ha repetido en varias ocasiones que en medio de una audiencia fracturada una televisión debe dejar claro lo que ofrece a sus espectadores sin cambiar demasiado la parrilla, que se pierden entre una marea de canales. Sin embargo La Sexta ofrece en estos momentos poca producción propia, de poca repercusión y sin estabilidad.

 

El Intermedio y Salvados son los programas veteranos y los únicos que se mantienen perturbables. El Gran Wyoming y Jordi Évole son las principales caras de la cadena. La Sexta intentó sumar un talento más con el fichaje de Eva Hache y se arriesgó con el estreno de un nuevo programa de humor y entrevistas 'Con Hache de Eva' que no tuvo continuidad en la parrilla su escasa audiencia. La presentadora se quedó entonces al mando de El Club de la Comedia. También lo ha intentado con la reciente incoración de Anabel Alonso a la sobremesa, pero la audiencia no responde y esta franja, que iba como la seda gracias a Sé lo que hicisteis, se ha convertido en uno de los grandes problemas de esta televisión. Problemática que comparte precisamente con Cuatro.

 

Uno de los principales retos de La Sexta era la consolidación de una ficción propia. BuenAgente era la gran apuesta de la cadena, que nuevamente no fue respaldada los datos de share. La serie protagonizada Antonio Molero ha sufrido cambios de día de emisión y un parón demasiado largo. Se podría decir que ha sido un poco maltratada la propia cadena y como consecuencia la audiencia no le ha dado su beneplácito. Ni siquiera la llegada de Patricia Conde, una de las niñas madas de esta televisión, ha levantado sus datos.

 

En definitiva Fernando Jerez no ha sabido mantener la estabilidad de la cadena, que aunque llevaba tiempo estancada al menos no perdía audiencia. Jerez no ha seguido la pauta de Contreras en lo que se refiere a no cambiar la parrilla demasiado y eso la ha resentido.

 

La Sexta no tiene una programación sólida y le debe sus mejores datos a los detes. Sin el fútbol y la F1, productos demasiado caros para una cadena que aún no ha entrado en beneficios, su audiencia media bajaría drásticamente. También al cine (El Taquillazo sube la media de la cadena con datos entre el 8% y el 10%). ¿Pero merece la pena la inversión realizada La Sexta para llegar a acuerdos con War, MGM, Fox y Paramount subir entre 2 y 4 puntos el share del pre te un día a la semana?.

 

Es evidente que la llegada de Fernando Jerez ha transformado a La Sexta. El nuevo director de antena colocó en la cadena a su equipo de confianza. Sergio Ramos fue sustituido Alejandro Florez, responsable de las adquisiciones de producción ajena. Inmaculada Romero paso a formar parte del área de promoción e agen y Silvia Santos del equipo de comunicación.

 

Los grandes productos traídos Ramos: Bones y Navy, se han estado desgastando en la franja de tarde a falta de un programa que colocar en su lugar. El Mentalista es la única serie que aún se sigue cuidando. En cuanto a las nuevas adquisiciones, la últa gran serie: The Killing, no ha contado con la promoción necesaria y no ha logrado despuntar las audiencias. El único producto que ha arrasado en la cadena es The Walking Dead, una serie con la que ya contaba La Sexta antes de la llegada de Jerez y Florez.

 

La realidad es que La Sexta es hoy una cadena sin identidad que depende de los grandes eventos para seguir en su posición y que no ha logrado sus objetivos: crecer al menos hasta el 7% de couta.

 

Seguiremos informando...

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de privacidad. Acepto las cookies de este sitio.Acepto