martes, 27 septiembre, 2022

Neumáticos en mal estado, un mal crónico

Los efectos de un correcto manteniento de los neumáticos en la seguridad del vehículo y el consumo han quedado patentes en un estudio de Hella, proveedor de productos para la industria automotriz. El informe señala que el 74% de los coches que ruedan las carreteras españolas circulan con una presión ‘inadecuada' en sus neumáticos. Además de aumentar el riesgo al volante, la baja presión puede aumentar el consumo de carburante en un 3%.

 

A partir de los datos de NASSCDS, el informe revela que más de un tercio de los automovilistas conducirá con al menos uno de sus neumáticos a una presión inferior al 75% del valor exigido.

Además del incremento del consumo de combustible, llevar los neumáticos con una presión de medio punto debajo de lo estipulado incide en un mayor desgaste de los neumáticos, con la consiguiente pérdida de adherencia a la carretera, producida la falta de ‘evacuación' de las ruedas en terrenos con agua.

Precisamente, para evitar este fenómeno es recomendable también comprobar que el dibujo de los neumáticos sea superior a 1,6 milímetros. La vida de estas gomas ronda los 40.000 kilómetros, lo que conducir de forma no agresiva, sin ‘hacer ruedas' a la salida de un semáforo, ejemplo, ayuda a preservar su durabilidad.

¿Qué podemos hacer para comprobar una presión adecuada? Lo ópto es realizar una revisión mensual de los neumáticos en frío, ya sea con un medidor propio o bien acudir a gasolineras o talleres que dispongan de este tipo de servicio. Y conocer la presión estipulada el fabricante, ni más ni menos.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.