domingo, 4 diciembre, 2022

EL ‘MORRO’ FINO DEL REGULADOR

Como  ya  saben, y si no lo saben nunca es tarde, y para eso estamos aquí, para  contárselo,  el Regulador de las telecos, la CMT, se embolsa cada año casi  34  millones de euros procedentes directamente de los ingresos de los maltrechos  operadores  a  los  que regula (o hace como que regula).

 

Es  una cosa  muy  rara  que  no  se  entiende,  pero  es  así.  Ellos, los Onos, Telefónicas, Oranges,  Jazzteles  y demás, invierten, contratan, diseñan y desarrollan  productos  y  servicios, los lanzan al mercado, los anuncian y todo  eso  que se supone que es lo que deben hacer, y la CMT les multa, les hostiga,  les  enfrenta  y enca, les cobra. Y si esto fuera poco, les maltrata  semestralmente  con  unos informes que ¡válgame dios!, el últo de los  cuales  hemos  tenido  el  gusto  de conocer hace unos días, en plenas Fiestas navideñas y con más de medio año de retraso, cierto.

 

Con  razón  los  operadores  han  llevado  a  Luxemburgo  el  asunto de las subvenciones  a  la  CMT, hartos de ver a su presidente y acólitos alojarse año tras año en los mejores hoteles como ejemplo hacen en el Hotel Real de  Santander  durante  la  semana  del  Encuentro  sectorial  que organiza pecablemente  la  UIMP, o de leer, supongo que atónitos, que sus ingresos le han valido a la CMT para estrenar nada menos que 12.000 metros cuadrados de  nueva  sede  en la zona tecnológicamente más chic de Barcelona, [email protected] No parece  lo más acertado en los tiempos que corren, ni parece el ya dolorido sector  de  las  telecos el más indicado para seguir llevándose golpes. Eso sin  contar  sus comidas en los mejores restaurantes de España que para eso tienen un “morro” finíso el presidente y los consejeros de la CMT.

 

Las  cuentas  de  la CMT, más saneadas que las de muchas de las compañías a las  que  regula, arrojan un superávit de 14 millones de euros anuales. Qué pensarán  ustedes que parte de ellos los invierten en hacer un buen informe de  precios  del sector para que la foto quede lo más pondera posible. Pues no.  No  sé en qué se lo gastan las huestes de Reinaldo, pero el informe en cuestión  es una vergüenza perpetrada consultora interpuesta, que ni para  hacerlo  ellos mismos tienen arrestos ni ganas de trabajar. Todos los informes  los  subcontratan  no  vaya a ser que de tanto trabajar se pongan malos.

 

No  entiendo  muy  bien  qué saca en claro la CMT y su presidente, Reinaldo Rodríguez,    lo  demás  en  tiempo  de  descuento  desde hace años, con publicar,  una  y  otra  vez,  unos datos penosos sobre el sector que es su responsabilidad  directa.  Si  el  mercado de la banda ancha en España está saneado,  ofrece  buenas  ofertas y promociones, resulta atractivo para los clientes  y  registra  actividad  constante en altas, cambios de operador y contratación,  ¿  qué  el  regulador,  insisto,  responsable directo del mismo,  no  lo  refleja en sus estudios? Y, en el escenario número 2, si el sector   está  monopolizado,  los  precios  son  altos,  las  ofertas poco atractivas  y  los  clientes  son  maltratados,  ¿ qué no haces algo remediarlo,  lo  cual  debería  ser  tu único objetivo en los –larguísos cinco  años  y  medio  que  hace  que  eres  el  presidente  del Regulador? Cualquiera de las dos opciones da entre pena y miedo. Y volveré a citar a los clásicos: ‘Regulador que regula y boca que se enjuaga, algo traga’.

 

La muestra de ofertas que refleja el informe, me cuentan los que saben bien del  tema,  presenta  infinidad  de  errores  en  la caracterización de las ofertas,  y  lo  que  es  peor,  incluye  unas  y deja fuera otras, sin más criterio  que  la  arbitrariedad de quienes lo hacen, con lo que las cifras resultantes son menos de fiar que el propio Reinaldo. Que ya es decir.

 

Hasta  los  datos  de la OCDE, habitualmente tan hostiles, le dan sopas con ondas al informe de CMT, y se han decidido a incluir fin la banda ancha móvil  en  los estudios de banda ancha, cosa que parece muy lógica pero que nuestro Regulador no ha visto aún el momento de ejecutar.

 

No  tiene  ningún sentido, señores de la CMT. Esta regulación de morro fino para  pedir,  cobrar  y gastar alegremente lo que se cobra no casa ni puede casar  de  ninguna  manera  con  su falta de rigor a la hora de acometer un estudio  del  mercado de banda ancha, una de las palancas de este país para empezar a levantar cabeza, serio, riguroso, contrastado y veraz.

 

Necesitamos que el esfuerzo de las Telecos se vea reflejada en mayor libertad para las nuevas tecnologías, dejarse de grandes y costosas comilonas (que éste no es el chocolate del loro) y regular que para eso le pagan. Ya hemos visto como regulan los de Seguros y ahora nos toca tropezarnos con otro de los caprichos de la Administración de Zapatero…

 

Reinaldo, el bien de los españoles y de nuestra BANDA ANCHA, ¡¡¡DIMITE!!!

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.