En la Tierra a viernes, 23 febrero, 2024

‘El doctor Google, sabe más que el doctor Pérez’

Publicidad

Los especialistas en tratamientos personalizados aseguran que el próxo reto en la aplicación de biomarcadores en el diagnostico y tratamiento de enfermedades como el cáncer y el Alzheer será la bioética y cómo utilizar la información sobre nuestra predisposición a padecer enfermedades.

 

 

Si de algo ha servido la secuenciación del genoma humano, hace apenas una década, ha sido para comenzar una nueva era de la medicina: el tratamiento personalizado. Esta nueva forma de diagnosticar y tratar enfermedades ha permitido ofrecer a los pacientes un tratamiento cada vez más adecuado y preciso para su enfermedad, incluso conocer si vamos a padecer una enfermedad antes de que se desarrolle.

 

Durante la últa edición del encuentro entre periodistas y profesionales médicos ‘Un café con’, organizado la compañía biofarmacéutica Pfizer, se ha puesto de relieve el profundo pacto en la práctica clínica que han tenido los avances en la genómica y la determinación de biomarcadores de distintas enfermedades. Precisamente ha sido en el campo de la oncología donde ha servido de mayor utilidad terapéutica la definición de biomarcadores, es decir, un tipo de alteraciones biológicas que actúan como indicadores a la hora de diagnosticar una determinada patología.

 

A día de hoy, ya es habitual en la práctica clínica la utilización de los test genéticos para y los biomarcadores que permitan definir con mayor exactitud el tipo de enfermedad que padecemos, o tenemos predisposición genética a padecer. En este sentido, el doctor Luis Fernando Agüera Ortiz, investigador Senior de la Unidad Multidisciplinar de Apoyo de la Unidad de Investigación Proyecto Alzheer de la Fundación Reina Sofía/Fundación CIEN, asegura que ‘hay enfermedades que tienen un componente genético muy claro, el problema es que para bien o para mal la genética está modificada el ambiente, los hábitos de vida, o otros elementos que son más difíciles de controlar’. De este modo, resulta difícil conocer la relevancia de la información que muchos test genéticos o pruebas diagnóstico precoz ofrecen e incluso, el doctor Agüera Ortiz nos pregunta ‘si realmente queremos conocer que vamos a padecer una enfermedad que a día de hoy no tiene cura, como es el caso del Alzheer’. Aquí es donde entra la ética y el derecho a la información o no del paciente.

 

El exceso de información a veces no es buena, y la práctica clínica parece no escaparse de esta reflexión. Los test genéticos y la aplicación de los biomarcadores han demostrado una alta eficacia a la hora de diagnosticar con una gran precisión tipos de cánceres, e incluso, como apunta el doctor Fernando LópezRíos director del Laboratorio de Dianas Terapéuticas del Centro Integral Oncológico ‘Clara Campal’ (CIOCC) perteneciente al Hospital Universitario Sanchinarro de Madrid, a la hora de aplicar determinados fármacos es requisito indispensable la realización de un test de biomarcadores. Además, ‘ el coste de estudios biomarcadores están disminuyendo día a día. Hace unos años algunas metodologías eran carísas’ y hoy están ya plantados ‘con total normalidad en la práctica clínica’, asegura el doctor López Ríos.

 

En la medicina personalizada el paciente es el centro de la relación entre médicos , pacientes y administración púbica, y cada vez tiene mayor poder de decisión en su tratamiento. En este sentido, el doctor Luis Fernando Agüera Ortiz opina que ‘el acceso a la información parte de los pacientes es algo que en muy pocos años ha dado un vuelco absolutamente. Hace 10 años un paciente tenía una enfermedad, y lo que sabía de esa enfermedad era lo que le contaba su médico. Hoy en día, cuando recibos a un paciente, este ya tiene una idea de lo que le pasa, le das un diagnóstico. Y a la segunda visita ya te dice lo que ha encontrado en Intet sobre su enfermedad. Eso puede ser bueno, o puede ser malo según la fuente a la que vaya. Y parece que el doctor Google sabe más que el doctor Pérez’, asegura el doctor Agüera Ortiz.

 

En relación con la enfermedad de Alzheer, patología en la que el doctor Agüera Ortiz es experto, asegura que ya hay biomarcadores que permiten diagnosticar esta enfermedad ‘tan devastadora’ y pregunta: ‘¿Queremos saber que vamos a padecerla? Mientras no haya algo que pare la enfermedad no parece muy ético saberlo’ responde.

 

Seguiremos informando…

 

Publicidad

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Noticias recientes

Publicidad

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.