En la Tierra a martes, 21 mayo, 2024

Asamblea SIP concluye que ser periodista en América continúa siendo ‘demasiado peligroso’

periodistasgrande

Desde el pasado vies la Sociedad Internacional de la Prensa (SIP) está celebrando su 64 asamblea en Sao Paulo. Entre las principales conclusiones a las que se ha llegado es que el ejercicio del periodismo continúan siendo demasiado peligroso en el continente americano.

 

 

Ser periodista y ejercer como tal en América continúa siendo peligroso, según destaca la 64 asamblea de la Sociedad Internacional de la Prensa (SIP). Esta asamblea explica que a pesar de que se han producido avances en algunos países, también se han vivido retrocesos. Coleman, del diario Washington Post, dijo que e ejercer el oficio del periodista en la región todavía es ‘demasiado peligroso’. En este sentido, Gustavo Mohme, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, puntualizó que estamos ante una situación complicada, ya que aunque se han producido avances en materia de libertades en algunos países, también se han registrado retrocesos.

 

Además, durante estas preras jornadas se han presentado algunos de los información sobre la situación de algunos países. En México la principal preocupación que existe es la punidad que hay en lo delitos cometidos contra los periodistas. Pero no solo falla la punidad, sino que tampoco son eficaces las leyes que existen para proteger a los informadores. Tal es así que en el informe semestral sobre el país recoge que durante este periodo seis periodistas fueron asesinados, tres han desaparecido; desde el año 2000 la Comisión Nacional de Derechos Humanos calcula que más de 80 profesionales han sido asesinados y 16 han desaparecido, y se han registrado 28 ataques contra oficinas o vehículos de los medios de comunicación. A pesar de esta larga lista de delitos, tan solo se han encontrado sospechosos en una quinta parte de los casos, y se han resuelto menos de uno de cada 10 ataques.

 

En Brasil ha aumentado el número de asesinatos de periodistas en el ejercicio de la profesión.  El estudio también destaca las decisiones judiciales que prohíben previamente la divulgación de información los medios de comunicación. ‘La censura previa vía judicial—una afrenta al principio principal de la libertad de expresión definido en la Constitución— se aplica generalmente los magistrados de 1er grado, históricamente se incrementa en los meses de campaña electoral, al igual que ocurre con el número de ataques contra periodistas, especialmente antes y el mismo día de la votación’, apunta.

 

En Argentina el estudio muestra que el país ha vivido un cla de hostilidad creciente en los últos seis meses. Y apunta que el motivo de estos enfrentamientos son en gran parte las resoluciones gubernamentales, así como los ataques contra medios y periodistas. Apunta que el acceso del periodismo a fuentes oficiales cada vez es más complicado y que el discurso de los funcionarios suele ser cerrado a las preguntas. ‘La Presidenta, Cristina de Kirchner, no ha dado una sola conferencia de prensa en todo 2012, pero utilizó la cadena nacional una veintena de veces para hacer anuncios diversos no relacionadas con “¡’situaciones graves, excepcionales o de trascendencia institucional’, que son los casos que justifican legalmente su uso.

 

En Venezuela la SIP asegura que la prensa se ha convertido en la diana de todo tipo de ataques. Afirma que la polarización de la política ha llevado a que ‘la intolerancia llegue a niveles extremos. Según Carlos Correa, director de la ONG Espacio Público, organización encargada de investigar este tipo de acciones, cada semana registra un promedio de 4,3 denuncias de violaciones a la libertad de expresión.

 

En Cuba se ven pocos cambios, la censura y la represión de la libertad de expresión continúan latentes y se utiliza de forma constante a los medios como vehículo de propaganda. La única diferencia con otros periodos es que en estos momentos las cárceles no están repletas de periodistas. Sin embargo, señalan que ‘se han elevado las acciones de vigilancia, control y represión; las detenciones, durante pocos días u horas, y las golpizas mediante el uso de turbas o intervención directa de la policía se han convertido en un fenómeno usual que afecta a periodistas independientes y opositores igual’.

 

En Colombia la asamblea asegura que las amenazas aisladas contra los medios pequeños realizadas bandas de paramilitares, crinales, narcotráfico y de la subversión continúan. Y que en las zonas de la Costa Atlántica, especialmente el Magdalena, se han recrudecido estas amenazas. Desde la SIP apuntan que siguen siendo preocupantes algunas acciones legales contra algunos medios y periodistas el conteniod de sus informaciones o de sus opiniones, ‘así como algunas leyes aprobadas, entre éstas el Estatuto del Consumidor, que establece la responsabilidad solidaria de los medios la publicidad engañosa, en casos en los que se les compruebe dolor o culpa grave’.

 

Sin embargo, con respecto a la libertad de expresión en Chile, Costa Rica o las Antillas Holandesas la comisión considera que no se han producido atentados graves.

 

Seguiremos Informando…

 


NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.