En la Tierra a domingo, julio 21, 2024

Sillas infantiles ‘quitamultas’: un negocio que juega con la seguridad de tu hijo

Silla_coche_1

Ante la llegada de la Semana Santa y la proliferación de sillas infantiles para coche cuyos precios pueden llegar incluso a rondar los 9,99 euros, los especialistas en seguridad infantil en el automóvil alertan de que, aunque están homologadas, no son lo bastante seguras como para evitar lesiones graves o para salvaguardar la vida de nuestros hijos en casos decisivos. Por ejemplo, algunos cojines elevadores, que se pueden adquirir menos de 20 euros, no ofrecen protección en caso de pacto lateral. Los expertos insisten: ‘Muchos de estos asientos suspenden las comparativas independientes. Solo sirven para evitar multas de tráfico’.

 

Grandes superficies como Carrefour, Al Campo, Norauto y Toys R’Us han empezado a vender sillas infantiles de seguridad y cojines elevadores para automóviles a precios tan económicos que algunas no superan los 10 euros. Esta condición, unida a que disponen de la correspondiente etiqueta de homologación de la Comisión Económica para Europa (cumplen el reglamento  CEE R44/04 o ECE R44/04), lleva a los padres a decantarse ellas cuando sopesan las opciones de compra que tienen al alcance. Y es que, aunque muchos conductores creen que al pagar 200 euros una sillita, lo que se está costeando es la marca, la realidad es otra.

 

Los estudios demuestran que una silla infantil segura reduce hasta en un 75% las lesiones en caso de accidente o pacto, lo que los especialistas en seguridad infantil en el automóvil se llevan las manos a la cabeza ante el aumento del número de consumidores que demandan estos económicos dispositivos, sobre todo, sin remitirse a comparativas independientes. En estas valoraciones, muchos asientos infantiles suspenden, muchas de ellas ‘Muy insatisfactoriamente’. En la comparativa que realizó el Real Automóvil Club de España (RACE) en 2012, varias sillas suspendieron: Graco Junior Maxi, Graco Lógico, Kiddy Guardianfix y Peg Perego Viaggio Convertibile. Presentaban deficiencias en seguridad.

 

Matías Masso, experto con más de 25 años dedicados a la tación y distribución de productos de seguridad infantil en el automóvil, asegura que las sillas quitamultas cumplen la normativa obligatoria, pero subraya que esta normativa ‘tiene un nivel muy sencillo con el objetivo de que cualquier personas pueda llevar un míno de seguridad en el vehículo’. A este respecto, explica que la homologación no significa más que haber superado estas ‘sencillas pruebas’ de pacto obligatorias.

 

Frente a estos fabricantes, existen otros fabricantes de prera línea como Britax, Römer, MaxiCosi, Besafe, Concordo o Cybex, entre otros, que someten sus productos a ‘pruebas de pacto adicionales para mejorarlo más allá de lo que demandan las normas obligatorias’, explica el especialista. De hecho, algunas de estas marcas están específicamente recomendadas el Real Automóvil Club de España (RACE), el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) y la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

 Sillas_Coche

Objetivo: Inversión en ingeniería versus precio


Matías Masso hace hincapié en que, ‘frente a quien se decanta establecer el precio como el objetivo prioritario cuando se saca un producto al mercado, hay quien invierte en ingeniería y en mejoras en pro de la seguridad’. Por lo tanto, la diferencia de precios no tiene tanto que ver con la marca, ni tan siquiera con los materiales, como con el presupuesto destinado a la optización continua de los productos: a afinar y optizar la estructura mediante horas de ingeniería.

 

Matías Masso lo resume con claridad: ‘La seguridad del niño puede depender de que una curva sea de una determinada manera’. En definitiva, diferencia entre dos tipos de consumidores de sillas infantiles para vehículos: ‘Hay quien está concienciado con la seguridad de su hijo y quien dice: Yo quiero algo para que no me pongan una multa’, asegura el especialista.

 

Y es que, en España es obligatorio llevar el dispositivo de retención infantil tanto en la vía urbana como en carretera si en el vehículo se desplazan niños que no superen los 135 cm de altura. El incumpliento de esta norma está tipificado como infracción grave en el Reglamento General de Circulación y se sanciona con multa de 200 euros (260 euros para reincidentes) y la pérdida de 3 puntos en el caso de los conductores. Además, la Fiscalía de Menores puede suspender la tutela paterna o adoptar medidas protectoras para un menor en caso de que los padres conductores sean sancionados al menos en tres ocasiones no tar o no usar un sistema de protección infantil adecuado a la edad, la estatura y el peso del niño.

 

Comparativas independientes, clave en la compra

 

Los fisioterapeutas explican que las lesiones más peligrosas para los niños son las cervicales: ‘Cuanto más pequeño es el niño, más desprocionado es el peso de la cabeza; además, la musculatura que sujeta las cervicales no está desarrollada’. También son frecuentes las lesiones de cabeza (niños entre los 2 y 4 años) y el abdomen (4 y 10 años).

 

Así pues, algunos asientos son más seguros que otros. Los especialistas aconsejan optar un modelo que haya sido bien valorado en las comparativas independientes que realizan clubes de automovilistas y asociaciones de consumidores europeos. La valoración de los asientos se obtiene combinando los resultados de las pruebas de choque realizadas en laboratorios de seguridad con el análisis de la facilidad de uso de los asientos. En el año 2011, además, se empezó a estudiar la presencia de sustancias peligrosas en los materiales con los que se fabrican las sillitas.

 

Además, los expertos insisten en considerar la posibilidad de ahorrar en otros productos que no sean tan tantes para la seguridad de su niño o niña como lo es un asiento infantil.

 

Seguiremos informando…


NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.