sábado, 1 octubre, 2022

‘Date una segunda oportunidad’ y aprende a actuar ante un paro cardíaco

Philips_Desfibrilacion

Con el objetivo de fomentar el conociento para saber actuar ante un paro cardíaco, lograr que el público pierda el miedo a hacerlo y promover que estas prácticas estén amparadas la ley, se ha puesto en marcha la campaña ‘Date una segunda otunidad’.

 

El 75% de las personas que sufren una parada cadíaca repentina podría sobrevivir. Este es el principal aspecto que sustenta la campaña ‘Date una segunda otunidad’, organizada la Asociación Segunda Otunidad en colaboración el Consejo Español de Resucitación Cardiopulmonar (CERCP) y el apoyo de Philips. El objetivo es que los ciudadanos conozcan la gravedad del problema y la tancia de una intervención rápida, con técnicas de resucitación y con desfibrilación.

 

Dentro de las actividades de la Campaña, se ha editado un video en el que personas de ambos sexos y de todas las edades supervivientes a paradas cardíacas repentinas ofrecen sus testonios de vida y lanzan un mensaje: ‘gracias a una intervención rápida siguen vivos’. Por cada visualización, Philips donará 50 céntos a la Asociación. Asismo, la Asociación Segunda Otunidad ha realizado una petición al Gobierno a través de la plataforma Change.org para lograr la instauración de la Ley del Buen Samaritano.

 

El seguiento de 4 pasos críticos, también conocido como “Cadena de Supervivencia” consiste en cuatro pasos.

Paso 1: Llamada al servicio de emergencia.

Paso 2: Una rápida resucitación cardiopulmonar (RCP): este paso engloba las comprensiones cardíacas, para mantener la sangre circulando el cuerpo del paciente, cogiendo oxígeno de los pulmones y distribuyéndolo en los distintos órganos del cuerpo como el cerebro; y la respiración boca a boca, para proveer de oxígeno a los pulmones del paciente.

Paso 3: Desfibrilación temprana. Aplicación del desfibrilador siguiendo las indicaciones del equipo.

Paso 4. Sote Vital Avanzado. Es el momento en el que llega el personal sanitario y toma el control de la situación.

 

Un retraso en cualquiera de los cuatro eslabones puede comprometer la vida del paciente, sin embargo, el acceso rápido a la desfibrilación fuera del entorno hospitalario puede devolver el ritmo cardíaco normal. En este sentido, el Dr. Fernández Lozano señala que ‘es necesario administrar la desfibrilación dentro de los preros minutos de la parada cardíaca para evitar el riesgo de lesión cerebral o problemas de hemiplejia, déficit de memoria, de habla o de movilidad de manera temal o incluso irreversible’.

 

Antonio Alba, presidente de la Asociación Segunda Otunidad, explica que es necesario ayudar a que la gente pierda el miedo a la resucitación. En su opinión, ‘es fundamental enseñar en los colegios cómo funcionan los desfibriladores y lo que hay que hacer en caso de emergencia. Por otro lado, también estamos promoviendo el conociento en las empresas, enseñándoles a identificar el malestar de una parada o un infarto, además de instruirles de que si tienen un desfibrilador pueden llegar a salvar una vida’. Asismo, los expertos consideran prescindible que aquellos colectivos como policías, personal de transte sanitario, bomberos, etc. tengan una formación básica en técnicas de resucitación cardiopulmonar’.

 

Con respecto a la regulación, el doctor Ignacio Fernández Lozano, representante del CERCP, señala que ‘desgraciadamente no ha sido uniforme; la realidad es que en la actualidad la legislación no ayuda a la expansión de unos dispositivos que se han probado útiles y eficaces sino más bien todo lo contrario’. Por otra parte, tampoco existe un registro unificado sobre paradas cardíacas que permita investigar y evaluar sobre resultados en salud, para poder decidir sobre las mejores pautas de intervención.

 

Seguiremos informando…


Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.