En la Tierra a domingo, 26 mayo, 2024

El pacto entre Vasile y Tringali para apartar a Marcos Seniga y asegurarse sus cargos en Mediaset

Marcos Seniga abandonará en los próxos días su cargo de consejero delegado de Publiespaña. El anuncio se hará este jueves y significará además que Paolo Vasile asuma todo el poder en la compañía, terminando con la bicefalia que mantenía con Giuseppe Tringali desde la llegada de ambos a la compañía. No obstante, estos ajustes lejos de responder a un cambio en la gestión obedecen a una estrategia pactada entre Vasile y Tringali para apartar a Seniga y perpetuarse en sus puestos.

 

 

Marcos Seniga llegaba a Mediaset España en octubre de 2012 enviado directamente desde Italia con el objetivo de reorganizar Publiespaña, asumir el control de la compañía y rentabilizar las audiencias de la cadena. Llegaba además en plena tormenta publicitaria con las cadenas rebajando fuertemente los precios de la publicidad y perdiendo ingresos año tras año. El principal problema que enfrentaba Seniga era tener que convencer al anunciante de la calidad de su producto, devaluado tras los escándalos de ‘La Noria’.

 

Dos años después y tras varios enfrentamientos con Vasile y Tringali, Seniga pone rumbo de vuelta a Mediaset Italia. En el camino se ha encontrado con pocos cambios en contenidos para hacer más atractiva la publicidad y sólo la pérdida de los canales de TDT que ha cerrado el Gobierno, han permitido a Publiespaña recuperar el liderazgo de la tarta publicitaria. El últo dato difundido ayer Infoadex indica que Mediaset mantiene el 44,3% de la tarta el 42,6% de Atresmedia. Una diferencia que se antoja escasa considerando el efecto del Mundial en Publiespaña y la ventaja comparativa de tener dos canales más para comercializar.

 

Pero la salida de Seniga no tiene que ver con su gestión, sino que está directamente relacionado el acuerdo entre Vasile y Tringali para apartarle y perpetuarse en sus puestos. El objetivo de Mediaset Italia era que en el futuro Seniga sustituyera a Giuseppe Tringali y para ello montaron en 2012 una estructura de transición, en la que este últo asumió la presidencia. Desde ese momento, Seniga comenzó a enviar informes con las trabas que Tringali y Vasile le ponían en el desarrollo de su trabajo.

 

Del mismo modo, todos los esfuerzos de Seniga durante esta temada se centraron en intentar subir el precio de la publicidad, algo que no fue posible debido a que los anunciantes no ven a la cadena como un sote Premium, precisamente su parrilla, enfocada a un público masivo y con contenidos que muchas veces ponen en riesgo el valor de las marcas que en ellos se promocionan.

 

En medio de toda esta lucha de poderes, Vasile y Tringali unieron fuerzas, aparcaron sus históricas diferencias y aprovechando la debilidad del equipo de Silvio Berlusconi, lograron convencer a los gestores de que lo mejor para todos era que Seniga volviera a Italia, que no se le busquese sustituto y que Vasile asumiese todo el control de la compañía, incluyendo las competencias de publicidad además de contenidos. Tringali se mantendrá en su puesto, aunque ahora bajo la dependencia de Vasile. Es el precio a pagar para que se mantenga en su puesto.

 

Seguiremos Informando…

 

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.