miércoles, 30 noviembre, 2022

Especialistas destacan la importancia del control y de un correcto diagnóstico en asma grave

novartis-logo

Actualizar los conocimientos sobre la identificación y el manejo de los pacientes pediátricos con asma alérgica grave, así como de otras patologías relacionadas con las alergias pediátricas es uno de los objetivos principales del curso ‘Avances en la Alergia e Inmunología Clínica Pediátrica’, organizado por el Servicio de Inmunoalergia del Hospital Sant Joan de Déu con la colaboración de Novartis.

 

Según la Dra. Ana María Plaza, Jefe de Sección de Inmunoalergia del Hospital Sant Joan de Déu y coordinadora de las jornadas, ‘durante las sesiones, dirigidas a especialistas en pediatría, alergología y diplomados de enfermería pediátrica, se han tratado temas como el abordaje del niño con asma grave, así como las nuevas terapias inmunomoduladoras para el asma infantil y los nuevos fármacos que modulan la posible progresión de la enfermedad asmática’.

 

El asma es la enfermedad crónica más frecuente en los niños. En España, el asma afecta a cerca del 11% de la población entre 6 y 7 años, a un 9% de los adolescentes entre 13 y 14 años y alrededor de un 5% de la población adulta. En lo que a asma grave se refiere, ‘en nuestro país se considera que un 10% de los niños con asma padecen asma grave’, ha confirmado la Dra. Plaza, quien ha añadido que ‘la mayoría de estos niños no están identificados ni controlados correctamente’.

 

Para los pacientes pediátricos, el asma grave controlada de forma inadecuada tiene un fuerte impacto en su rendimiento escolar, así como en su salud. Tal y como ha explicado la Dra. Plaza, ‘es fundamental identificar al niño con asma grave en el comienzo de su enfermedad para tratarlo y controlarlo de la manera más adecuada’.

 

El incumplimiento terapéutico, la existencia de múltiples alérgenos y la existencia de complicaciones asociadas o de comorbilidades (eczema, rinitis, alergia alimentaria, etc.) pueden empeorar el pronóstico de la enfermedad.

 

Así, el control del asma grave supone un reto para los especialistas en Alergología y Neumología por el alto impacto de esta enfermedad en la calidad de vida de los pacientes. ‘Los principales desafíos en el manejo del paciente pediátrico con asma alérgica grave es el buen control de la patología y la prevención de futuros riesgos como las exacerbaciones’, ha comentado la misma doctora.

 

Y es que las enfermedades alérgicas infantiles son patologías heterogéneas en las que intervienen numerosos factores que actúan de forma diferente en cada paciente y en algunos casos, incluso en el mismo enfermo. En este sentido, la Dra. Plaza ha hecho hincapié en la importancia de la Inmunoglobulina E (IgE), un anticuerpo que está implicado en las alergias y en la respuesta inmune contra posibles agentes patógenos. ‘La IgE tiene un papel fundamental en el desarrollo del asma alérgica, y su modulación nos permitirá cambiar la progresión natural de las enfermedades alérgicas’, ha concluido la Dra. Plaza.

 

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.