viernes, 9 diciembre, 2022

Embarazadas y madres lactantes rozan el aprobado en conocimientos sobre nutrición

Uno de los mensajes principales para las mujeres durante el embarazo es que ‘no es necesario comer por dos’. Además, se recomienda realizar de 4 a 5 comidas al día: un desayuno completo ya que debe ser la comida que aporte un mayor potencial calórico (compuesto por lácteos, frutas y cereales), una comida no muy abundante, una merienda ligera, cenar pronto (se puede comer una pieza de fruta o un lácteo antes de acostarse) y evitar picar entre horas.

La FESNAD (Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética), y la AECOSAN (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición) bajo el lema ‘En el embarazo y la lactancia comer bien es el mejor ‘Te Quiero’ han inaugurado hoy la XIV edición del Día Nacional de la Nutrición en el que se analiza el grado de conocimiento de las mujeres sobre nutrición durante el embarazo y la lactancia.

La encuesta sobre el ‘Grado de conocimiento en nutrición durante el embarazo y la lactancia se ha realizado a 401 madres entre 36 y 45 años, con hijos menores de 3 años.

Entre las primeras conclusiones que se desprenden de la encuesta, se encuentra que la mitad de las encuestadas (un 55%) consideran que sus hábitos nutricionales han cambiado o cambiaron durante el embarazo y la lactancia, siendo el cambio más habitual (para un 70% de éstas) el hecho de intentar comer de forma más saludable.

El 43% de las encuestadas reconocen haber tenido dudas sobre la alimentación a seguir durante el embarazo o la lactancia y el 96% aseguran que sus principales dudas estaban relacionadas con el tipo de alimentos que se pueden consumir. Cuando buscan información sobre pautas nutricionales, únicamente el 2% de las mujeres preguntadas resuelven sus dudas con un dietista, siendo más frecuente consultar a la matrona (46%), al ginecólogo (23%) o incluso buscar en internet (13%).

El consumo de complementos alimenticios es habitual entre el colectivo de mujeres embarazadas y lactantes: un 52% de las encuestadas afirman que toman algún tipo de complemento alimenticio. 8 de cada 10 (79%) toman ácido fólico, seguido del hierro (53%) y polivitamínicos y minerales (41%).

Destacan positivamente los buenos hábitos nutricionales que llevan a cabo las mujeres encuestadas a la hora de cocinar: más de 3 cuartas partes (77%) aseguran que utilizan aceite de oliva virgen para cocinar/aliñar y un 67% cocinan a la plancha de forma habitual. En cuanto al tipo de endulzante, el 54% de las mujeres utiliza azúcar (sacarosa) para endulzar alimentos y bebidas y un 20% utiliza edulcorantes, como la sacarina.

Respecto a la cantidad de alimentos ingeridos durante el embarazo y la lactancia, la mayor parte de las mujeres encuestadas señalan que consumen la misma cantidad que sin estar embarazadas o lactando, exceptuando la bollería y repostería industrial, y los embutidos y fiambres, alimentos en los que más de la mitad de las encuestadas aseguran reducir la cantidad consumida (53% y 54% respectivamente). Además un 40% de ellas aseguran comer más frutas, ensaladas, pescados y lácteos.

En cuanto a hábitos de hidratación, la ingesta de líquidos durante el embarazo y lactancia aumenta según las mujeres encuestadas, sobretodo el consumo de agua y bebidas calientes descafeinadas, pero aun así no se llega a consumir la cantidad de agua recomendada durante esta etapa. Las mujeres encuestadas indican que beben una media de 6 vasos (200cl) al día (un total de 1,2l/día), cantidad sensiblemente inferior a los 2,3 litros al día recomendados.

Teniendo en cuenta que durante el embarazo y lactancia hay que tener cierto cuidado con lo que se consume, la encuesta finaliza con algunas preguntas sobre alimentos concretos y su idoneidad o no en estas etapas.

Pescados: Está muy extendida entre las encuestadas la consideración de que el pescado crudo no es recomendable, de hecho un 85% lo afirma del sushi y un 68% de las ostras. Únicamente el 34% de las mujeres participantes reconocen que el atún tampoco es recomendable durante el embarazo y la lactancia. En este sentido se recomienda durante el embarazo y la lactancia evitar el consumo de especies de pescado con contenidos de mercurio más altos: pez espada, tiburón, lucio y en el caso del atún, el atún rojo.

Carne: A pesar de que la mayoría de las mujeres encuestadas saben que el consumo de carpaccio de ternera, jamón serrano o curado y el salchichón no están recomendados durante el embarazo (80%, 71% y 69% respectivamente), encontramos hasta un 5,6% de ellas que indican que estos alimentos sí se podrían consumir durante el embarazo.

Condimentos: De forma errónea, casi la mitad de las mujeres encuestadas (47%) consideran que la mayonesa casera es consumible durante el embarazo, siendo conocido el riesgo de salmonelosis que presenta.

Calorías: Solo un 13% de las mujeres encuestadas saben que la ingesta de calorías en el tercer trimestre del embarazo debe aumentar en un 20%. Sorprende que el 69% de las mujeres participantes consideren que las calorías deben ser las mismas.

Peso: A pesar de que el aumento de peso recomendado durante el embarazo (en una mujer con normopeso) está entre los 11,5 y 16 kilos, solo un 16% de las encuestadas conoce esta recomendación. El 82% de las participantes consideran erróneamente que el aumento de peso debe ser entre 7 y 11,5 kilos.

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.