En la Tierra a martes, julio 9, 2024

La espondilitis anquilosante, una enfermedad que afecta sobre todo a jóvenes

El Servicio de Reumatología de HM Hospitales, liderado por la Dra. Paloma García de la Peña, junto con la compañía farmacéutica Pfizer y la Coordinadora Nacional de Artritis (ConArtritis), organizó recientemente en el Hospital Universitario HM Sanchinarro un encuentro con pacientes con el objetivo de informarles sobre la espondilitis anquilosante, una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a las sacroilíacas y con frecuencia al resto de segmentos de la columna vertebral (lumbar, dorsal o cervical). En numerosas ocasiones puede afectar a otras articulaciones como los hombros, rodillas, caderas, y las zonas de unión de un tendón o un ligamento u otras estructuras al hueso.

La Dra. Marta Valero, adjunta de dicho Servicio, explica que esta patología se encuentra dentro del grupo de las espondiloartropatías, en donde están también la artritis psoriásica, la artritis reactiva o las artritis que se asocian a enfermedades del intestino (Cronh y colitis ulcerosa). ‘A estas enfermedades les une una frecuente asociación familiar y un gen llamado HLA B27. Además, suelen afectar también a estructuras fuera del aparato locomotor, como la piel o los ojos’, señala la Dra. Valero.

La espondilitis anquilosante no se puede prevenir y afecta sobre todo a gente joven o de mediana edad, siendo mucho menos frecuente en personas ancianas. Los síntomas de esta enfermedad son dolor en la zona lumbar o glútea, pero diferente al dolor que causan la artrosis o las hernias.

‘El diagnóstico -continúa la Dra. Valero- lo hace un especialista en Reumatología y se obtiene a partir de los datos de la historia clínica, la exploración física, la analítica y pruebas de imagen como radiografías y resonancia’. En cuanto al tratamiento, éste depende de la respuesta del paciente, pero se basa fundamentalmente en antiinflamatorios, terapias biológicas y otros fármacos. Asimismo, el reumatólogo recomendará al paciente determinados ejercicios que aportarán importantes mejorías y evitarán la rigidez y la limitación de la movilidad que pueden llegar a darse en algunos casos.

‘Las personas con espondilitis anquilosantes deben seguir todas las indicaciones que les dé el especialista y acudir a todas las revisiones. Igualmente, los hábitos de vida saludables como una dieta equilibrada, no fumar y realizar los ejercicios recomendados por el especialista, pueden mejorar el pronóstico de esta enfermedad y la calidad de vida del paciente’, concluye la Dra. Valero.

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.