jueves, 29 septiembre, 2022

Los pediatras de AP potencian las habilidades de comunicación para facilitar una atención eficaz

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), ha celebrado el V Curso Práctico AEPap para residentes de Pediatría. Durante dos días, 92 especialistas en formación se han reunido en Madrid con el objetivo de actualizar concomimientos, tanto teóricos como prácticos, de algunas de las patologías más frecuentes entre la población pediátrica.

Según las Dras. Juana María Ledesma, Itziar Martín y Carmen García Rebollar, coordinadoras del curso y pediatras de AP, “los principales objetivos son que el residente conozca los aspectos asistenciales propios de la Pediatría de AP y las diferencias y coincidencias entre la pediatría de AP y la Atención Hospitalaria. Además, también es fundamental que se afiance la necesidad de la continuidad asistencial entre ambos niveles y que aprendan el manejo de las herramientas formativas específicas de las que se dispone en AP”.

La estructura de esta actividad consta de cuatro seminarios y cinco talleres con contenidos, eminentemente prácticos, que incluyen formación sobre actividades preventivas, detección de factores de riesgo y patologías prevalentes en las consultas de AP, así como la adquisición de habilidades que puedan ser útiles en la atención del niño y adolescente.

El objetivo de la pediatría de AP se centra en la atención integral a la salud del niño en todas sus etapas, poniendo especial énfasis no en la enfermedad sino en la prevención y promoción de la salud, teniendo en cuenta que las intervenciones en la primera infancia son más costo-efectivas y tienen la mayor tasa interna de retorno.

La formación de los residentes en pediatría de AP es fundamental ya que, a pesar de que más del 67% de los pediatras ejercen en AP, la mayor parte de su formación es hospitalaria. De hecho, una encuesta realizada por el grupo de docencia de la AEPap confirma que casi el 97% de los pediatras considera necesaria la rotación por el primer nivel asistencial y que el 39,3% cree adecuado que este periodo dure tres meses, siendo la opinión mayoritaria partidaria de aumentar dicho periodo.

Además en una encuesta realizada a residentes de pediatría de la Comunidad de Madrid en 2014, un 70% de ellos destacaban la importancia de su rotación por AP, consideraban que había conocimientos que solo se adquirían en dicha rotación y el 90% de ellos se mostraron muy satisfechos al final de la misma.

En cualquier caso, la comunicación es un factor clave en AP. Por ello, para mantener una entrevista clínica eficaz con los niños y sus familiares, los residentes tienen que conocer técnicas de comunicación”, una asignatura pendiente en las facultades y que adquiere relevancia en este curso. La Dra. Begoña Domínguez, presidenta de la AEPap, estima que “a lo largo de su vida laboral, un pediatra de AP llega a comunicarse en más de 150.000 ocasiones con niños y familias”.

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.