En la Tierra a domingo, 26 mayo, 2024

Wismichu: “Quiero reventar el botón de diamantes de Youtube en un vídeo, cuando me lo den”

Tenía que poner un nombre a mi canal y elegí Wismichu, como pude elegir cualquier otro“. Así comienza la entrevista con uno de los ‘youtubers’ más destacados de nuestro país. Una figura que al principio sólo subía videojuegos (partidas), hasta que sus amigos le animaron a ir un paso más allá: “Todo el mundo hace videojuegos y tú tienes potencial para más. Me decían. Probé, con ese humor tan característico del canal… y funcionó. Y hasta ahora”. Un éxito, el que nos comenta, que fue enorme y que le sorprendió gratamente: “No me lo esperaba ni de coña. De hecho, como te comentaba, yo sólo hacía partidas, inicialmente, para compartirlas con mis amigos (y demostrarles que había sacado buena puntuación). El caso es que lo empezó a ver más gente y yo lo comencé a hacer para un público más amplio… y así el grupo ha crecido hasta los 4 millones que hay hoy”.

Así, Wismichu ya no es sólo un personaje, es un fenómeno. Algo que no sólo sorprende al protagonista sino a la gente que le conoce desde bien pequeño: “Mis amigos flipan. De hecho, estuve con ellos hace poco, ya que actué en Galicia, y pudieron ver lo que era… Y, lo dicho: Alucinaron. Ten en cuenta que ellos conocían el show ante 50.000 – 100.000 y ahora son muchos más, con el cambio que eso conlleva”. Con todo, detrás de este éxito tan rotundo, está un ser humano que refleja un punto gamberro que atrae a su público, que se pregunta, como bien nos comenta, si esta forma de ser viene en su personalidad: “Lo que hago en el canal es una versión muy exagerada de mí. De hecho, es tan sólo un 10% de lo que es mi vida real. Y creo que es algo generalizado. Vamos que los youtubers no nos pasamos el día gritando como locos: LOL, what a fuck…”.

El precio de la fama en Youtube

Ser famoso, en Youtube, o en cualquier otra plataforma, conlleva el tener que vivir, en ciertos casos, experiencias altamente desagradables. Muchas de ellas, aunque parezca mentira, se alejan de lo digital. De hecho, para nuestro protagonista, esta parte 2.0 es la más liviana: “Comentar un vídeo es lo de menos. La gente puede decir lo que quiera y todos los criterios son aceptables. Lo que sí es pasarse de la raya es que los fans, al verme, excedan ciertas confianzas”. Es lo que muchos tildarían como ‘el precio de la fama’. Algo desmesurado que, como nos comenta: “Se produce porque, al tenernos todos los días delante del ordenador, crean un vínculo que sale al vernos en persona. Piensan que somos sus amigos”. Wismichu, como todos, tiene sus propias experiencias, que comparte con nosotros: “Yo vivía en Madrid, en Aluche y, frente al portal teníamos un parking. Una vez, saliendo, vi algo moviéndose bajo un coche y me acerqué, ya que pensé que era un gato. Y no: era un fan. Estaba escondido debajo del vehículo, esperándome. Salió, me saludo y se fue”.

Del vídeo a la literatura

Si te rindes, pierdes es el nuevo libro de Wismichu, el cual sale: “Porque todos los libros que han sacado mis compañeros son una verdadera mierda”. Critica también la motivación económica de estos a la hora de entrar en el sector literario: “Siempre lo he dicho: me parece mal que ellos lo hayan hecho para hacer dinero. Pienso que se puede escribir un libro y dar algo a los lectores”. Con ello, este proyecto ya lo tuvo sobre la mesa hace unos cuantos años (con 500.000 subscriptores), aunque en ese momento: “No era el momento, ya que para hacer algo que no nutra al lector, pasaba”. Ahora, y con la experiencia como bandera, se ha lanzado sin red y con toda la ilusión del mundo: “Es un manual de creación y de consumo de contenidos, dedicado a todo el mundo, no sólo a mis fans”. En su contenido: “Explico, de una manera cercana, como funciona todo”. Un ejemplar en el que se traslada toda la información sin pelos en la lengua y con una pizquita de humor.

Una locura sin precedentes

Ese personaje, ese alter ego, que es Wismichu, ha hecho casi de todo. Sin embargo, hay algo que le queda por llevar a cabo. Una locura que, de realizarse, será un hito: “Youtube te premia con cuadros según vas llegando a un número concreto de subscriptores. Con 100.000, es de plata, con el millón, de oro y, a los 10 millones, es de diamantes. El día que consiga este último, haré un vídeo reventándolo”. Aún queda para verlo pero sabemos que llegará. Mientras, queremos saber que ocupa el tiempo libre de nuestro invitado cuando no está frente a Youtube: “Colaboro con protectoras y tengo muchos animales. Hay prácticamente un zoológico en mi casa”. También tiene otros hobbies: “Leo mucho. De hecho, creo que es fundamental para crear contenidos”. Le deseamos mucha suerte… ¡Y esperamos ese vídeo con el botón!

Seguiremos Informando…

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.