miércoles, 29 junio, 2022

Las enfermedades crónico-degenerativas suponen un coste de más de 320 millones de euros al año en Cantabria

La Universidad de Cantabria y el Grupo de I+D+i en Economía de la Salud ha organizado conjuntamente con Sanofi Genzyme una jornada para poner sobre la mesa algunas cifras acerca de los costes que se derivan de las enfermedades crónico degenerativas, tales como la Esclerosis Múltiple, el Alzheimer, el Parkinson o la ELA. Una de las más importantes es que los costes totales para atender a estas enfermedades es de 321,41 millones de euros, de los cuales 120,87 millones provienen de costes directos sanitarios y 200,54 millones de costes informales de cuidados que implican al paciente y a la familia. Estas cifras evidencian el fundamental papel del sistema público como garante de equidad.

Los estudios clínicos y económicos de coste asociados a las enfermedades neurodegenerativas en los países desarrollados resultan básicos para la asignación eficiente y equitativa de los recursos sanitarios públicos. Precisamente, contribuir a un mayor conocimiento y debate en este sentido han hecho que desde el Grupo de Investigación en Economía de la Salud (Gieconpsalud) de la Universidad de Cantabria, con el apoyo de Sanofi Genzyme, se organice una jornada técnico-divulgativa sobre evaluación de servicios públicos: Las enfermedades crónico degenerativas.

En la jornada se ha presentado un avance de los resultados del trabajo “Valoración económica y cuidados informales en enfermedades neurodegenerativas en Cantabria” realizado por David Cantarero, Carla Blazquez y Paloma Lanza, miembros del Grupo de I+D+i en Economía de la salud de la Universidad de Cantabria. Entre otros datos se detalla que alrededor de un 1,9% de población en Cantabria padece una enfermedad neurodegenerativa (Esclerosis Múltiple, alzhéimer, párkinson, ELA o patologías neuromusculares). Asimismo se pone de manifiesto que el tiempo medio de cuidado informal en este tipo de pacientes es de 70,26 horas a la semana y que los costes de atención y pérdidas de productividad de pacientes y familiares es de 20,210 euros anuales.

La variabilidad del tiempo invertido en los cuidados informales depende del nivel de dependencia del enfermo y de los servicios formales recibidos ya que afectado y familia asumen financiar proveedores de cuidados profesionales. Tras los apoyos recibidos en hospitales, centros de salud y residencias, las familias son grandes proveedoras de servicios de apoyo a esos enfermos lo cual explica, en parte, la necesidad de asociacionismo. Asimismo, el principal impacto económico es sobre la disminución de oportunidades laborales que estas enfermedades implican para el paciente y el cuidador principal. En el evento han participado el Dr. Julio Pascual, gerente del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (HUMV); el Dr. David Cantarero,  profesor titular en Economía y responsable del Grupo de I+D+I en Economía de la Salud de la Universidad de Cantabria; el Dr. Agustín Oterino, neurólogo del Servicio de Neurología del HUMV; y el Dr. Antonio J. García-Ruiz, director de la Cátedra de Economía de la Salud y Uso racional del medicamento de la Universidad de Málaga.

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.