miércoles, 8 febrero, 2023

Los nichos de votantes y la situación interna de los partidos, claves de las Elecciones del 26-J

Uno de los leones que adornan las puertas del Congreso en una imagen de archivo.

Los nichos de votantes, la situación interna de los partidos y el papel que desempeñará la UE en el próximo proceso de formación de Gobierno son las tres claves que hay que tener en consideración para las próximas Elecciones Generales del 26-J. Así lo ponen de manifiesto la agencia de Comunicación Torres y Carrera y Evidentia, que han realizado el estudio 26-J. La campaña innecesaria para desgranarlas. Los autores del estudio son José Luis Sanchís, consultor político y Ricardo Ramírez, director de analítica de Evidentia.

En clave de subcampañas

En cuanto a los nichos de votantes, el informe explica que “por la propia naturaleza de la campaña, en esta ocasión cobran una relevancia especial”. Los nichos de votantes son segmentos poblacionales que conforman el censo electoral. “Entre ellos”, continúa el informe, “destacan las mujeres (17,8 millones), las personas no creyentes (9,1), los jubilados (8,8), los jóvenes (7,8) o los parados (6,5). No se trata de compartimentos estancos. De hecho, el perfil del joven, parado, no creyente es muy verosímil”. “Sin embargo, aún en una campaña tan prescindible como la actual, el trabajo de captación de voto en estos nichos marca las diferencias”, añade el estudio.

Teniendo en cuenta esta consideración, la previsión de resultados que hace el estudio es el siguiente:

  • El Partido Popular obtendrá el mayor porcentaje de voto, alrededor del 30%, debido quizás al voto útil que pedirá durante la campaña.
  • Ciudadanos crece en intención de voto.
  • El Partido Socialista se queda debajo de Unidos Podemos: se diferencian en un 5%.
  • Unidos Podemos refleja una intención de voto de los electores del 25%.

En clave de partidos políticos

Según el informe, el Partido Popular será el más votado. “Nadie tiene dudas de que nuevamente será el partido con más votos. Todas las encuestas que se manejan ratifican este vaticinio”. Torres y Carrera y Evidentia explican que “el éxito formal del PP pasa por mejorar en votos y escaños lo conseguido el 20-D. El éxito real sería sumar una mayoría absoluta con Ciudadanos”, pero sería “difícil porque requeriría que ambas formaciones subieran cuando lo que se espera es un trasvase de votos de una (Ciudadanos) a otra (Partido Popular)”. Por otro lado, “el liderazgo de Rajoy está más que cuestionado de lo que se proyecta al exterior”. “La regeneración pendiente y el cobro de su ‘cabeza’ como eje de posibles pactos puede representar el fin de su carrera política”, agrega el informe.

En cuanto al PSOE, el estudio afirma que “paradójicamente el objetivo del PSOE es ser medalla de plata. El éxito formal y real de esta organización pasa por ser segundo en votos y en escaños”. “Si reedita esta posición, Sánchez volverá a intentar la formación de un gobierno alternativo al PP”, explican. Sin embargo, “la sensación que se desprende de los pasillos del PSOE es que Pedro Sánchez está amortizado”. Torres y Carrera y Evidentia profundizan y dicen que “aunque consiga mantener la segunda posición, la imposibilidad de formar Gobierno combinando a Ciudadanos y a Unidos Podemos se mantiene. En caso de que la formación de Iglesias adelante al PSOE, Sánchez será señalado como el máximo responsable”. Además, “antes de pactar con Unidos Podemos, propiciará un Gobierno del PP (sin Rajoy) y Ciudadanos”.

Unidos Podemos, por su parte, “cifra su éxito en sustituir al PSOE como referente de la izquierda”. “Los postulados de un populismo sin ideología (los de abajo vs. lo de arriba)”, continúa el informe, “han dado paso a una clara apuesta por la izquierda y la extrema izquierda ideológica”. La dificultad de Unidos Podemos es que “el liderazgo de Iglesias está más en el alambre de lo que pueda parecer”. “El estilo histriónico del líder de Podemos no sólo le pasa factura en las valoraciones demoscópicas, sino que también representa una paradoja a resolver en una formación basada en las decisiones de consenso”.

Ciudadanos será “el partido de referencia para cualquier coalición”, según pone de manifiesto el análisis. “Esta certeza propicia que la formación de Rivera se acerque a los comicios sin las urgencias que acucian al resto de los políticos en liza”. El liderazgo de Rivera, al contrario que el de Iglesias, está fuera de discusión en un partido “claramente personalista y enfocado a la telegenia”.

En clave de formación de Gobierno

“Salvo sorpresa mayúscula”, afirma el estudio, “el escenario resultante obligará al PSOE a decantarse por un Gobierno de derechas o por uno de izquierdas y nacionalistas”. El papel de la Unión Europea, por tanto, “no va a ser menor”.

“En una UE gobernado por la derecha y firme en su creencia de que el control del gasto es la única fórmula para salir de las crisis, un hipotético frente de izquierdas es altamente preocupante”, explican Torres y Carrera y Evidentia. “Por eso cabe suponer que las presiones de Bruselas sobre los socialistas para que mantengan su discurso electoral sobre el radicalismo de Podemos va a crecer. Si esto es así, la formación del Gobierno que resulte del 26-J se va a dirimir tanto (si no más) en Bruselas como en Madrid”, concluye el estudio.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.