martes, 9 agosto, 2022

La redacción de ‘El Mundo’ acusa a David Jiménez de “cobardía editorial”

¿Cómo es posible que David Jiménez se mantuviese un año como director de El Mundo aguantando “presiones editoriales? ¿Qué ambiente había en la redacción si la mayoría de la plantilla no comulgaba con las directrices de Jiménez? Las respuestas se han conocido esta semana con la publicación por algunos medios, el último El Confidencial, de los detalles de una carta de la redacción contraria a la gestión del ex director de la cabecera. En la dura misiva a la que ha tenido acceso prnoticias se reflejan las acusaciones contra el periodista.

¿Presiones contra David Jiménez? Hace unas semanas se conocía que el ex director de El Mundo demandaba a la cabecera argumentando presiones editoriales para realizar su trabajo. En realidad su protesta era contra el entorno del presidente Ejecutivo de Unidad Editorial Antonio Fernández Galiano y la manera mediante la cual intentaron teledirigir su gestión. No obstante, hace una semana la redacción reaccionaba a estas informaciones con indignación. Un grupo de trabajadores redactó una dura carta –que se colgó en el tablón de anunciosde la redacción- en la que cargaban contra Jiménez.

La carta demostraba la mala relación de David Jiménez con buena parte de la redacción de El Mundo, algo de lo que informamos hace meses en prnoticias. En esta misiva que han firmado más de una decena de redactores, muchos de ellos históricos, se indica que “durante su tiempo entre nosotros, Jiménez jamás expresó en ese sentido ninguna queja que la redacción haya conocido”. Pero no para ahí y van más allá acusándole de “cobardía editorial”. “Lo que sí hizo fue lo que nunca debe hacer un director de El Mundo: trasladar casi a diario en primera persona presiones a sus periodistas para que rebajasen el tono y el cariz o, directamente, eliminasen determinadas informaciones críticas con el poder o que, sencillamente, le resultaban molestas porque algún jefe de prensa o algún seguidor de Twitter se atrevía a reprochárselas”.

Y terminan la carta revindicando su trabajo y dejando clara la mala relación que se cultivó entre los periodistas y su director “en todos los casos, esta redacción respondió con la profesionalidad y el coraje que le corresponden, pero es a ese ejercicio de cobardía editorial al que debemos, en buena parte, la trágica situación de esta cabecera, inimaginable en mayo de 2015”. Y se refieren a mayo de 2015 porque fue el momento en que se produjo la llegada de David Jiménez en sustitución de Casimiro García Abadillo, que sólo estuvo 16 meses en el cargo tras la salida de Pedro J. Ramírez.

Esta misiva no hace más que confirmar que David Jiménez nunca estuvo en sintonía con la redacción de El Mundo y que pocos creyeron en su proyecto, si es algún día lo tuvo. Y lo que es peor ahora se denuncian presiones, pero de Jiménez a su equipo, no de la alta dirección de Unidad Editorial. La acusan de presionar a diario para defender al poder y jefes de prensa o simplemente seguidores de Twitter que no estaban de acuerdo con determinadas informaciones. Acusaciones por su parte muy graves que no dejan bien parado el trabajo profesional de David Jiménez como director.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.