En la Tierra a jueves, mayo 30, 2024

La dieta mediterránea enriquecida con frutos secos no provoca un aumento de peso

Adoptar un patrón de dieta mediterránea, rica en grasas de origen vegetal (con fuentes como aceite de oliva virgen extra y frutos secos) y sin restricción calórica, se asocia a una reducción de peso y a una menor circunferencia de la cintura abdominal, en comparación con una dieta baja en grasas, según un gran ensayo aleatorizado publicado en la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology.

Con este descubrimiento, el estudio PREDIMED (PREvención con DIeta MEDiterránea) sugiere que las directrices actuales de dietética que recomiendan una dieta baja en grasas y en calorías pueden crear un miedo innecesario a las grasas saludables abundantes en la dieta mediterránea. Según el catedrático Jordi Salas-Salvadó, miembro del equipo de investigadores, “las recomendaciones existentes deberían cambiar, ya que una dieta mediterránea rica en grasa de origen vegetal no favorece el aumento de peso corporal”.

El estudio se realizó en 11 hospitales de España, entre 2003 y 2010. En él participaron 7.447 individuos que se distribuyeron en tres grupos de investigación: un primer grupo con una dieta mediterránea sin restricción calórica enriquecida con aceite de oliva virgen extra; un segundo grupo con una dieta mediterránea sin restricción calórica enriquecida con nueces, almendras y avellanas; y un tercer grupo con una dieta baja en grasas en la que se aconsejaba reducir la grasa alimentaria. Todos los participantes presentaban riesgo cardiovascular alto y más del 90 % tenía sobrepeso u obesidad.

Aunque todos los participantes perdieron peso durante el seguimiento, quienes más peso perdieron fueron los individuos del grupo del aceite de oliva (una reducción de peso de 0,88 kg en el grupo del aceite de oliva, de 0,60 kg en el grupo con la dieta baja en grasas y de 0,40 kg en el grupo de los frutos secos). En los tres grupos se produjo un aumento de la circunferencia de la cintura abdominal, si bien fueron los individuos del grupo con la dieta baja en grasas los que experimentaron el mayor aumento (aumento de 1,2 cm en el grupo con la dieta baja en grasas, de 0,85 cm en el grupo del aceite de oliva y de 0,37 cm en el grupo de los frutos secos). Los autores concluyeron que estos resultados indican que “no se debería restringir la ingesta de grasas saludables para el mantenimiento del peso corporal”.

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.