jueves, 18 agosto, 2022

Series y tecnología: ¿Binomio fructífero o moda pasajera?

Llega el verano y, con él, recuperamos ese tiempo libre en el que, entre otras muchas cosas, podemos ver esas series que, a lo largo del año nos es imposible disfrutar. Títulos que, renovados o no, llenan nuestro dispositivos de almacenamiento y entre los que se encuentran verdaderas obras maestras que cuenta con la tecnología como referente, de una u otra manera. Nosotros, como ávidos consumidores que somos, y tras una revisión exhaustiva, hemos seleccionado 5, de entre el total, que queremos recomendarte encarecidamente.

SILICON VALLEY

No podíamos abrir con otra. Se trata de una serie con dos años de vida y 3 temporadas ya emitidas (y una cuarta en camino) en la que se narra de primera mano el nacimiento de una startup tecnológica en un universo tan complejo como competitivo como es el sector TIC. Un proyecto, el elaborado por su protagonista, al que se une un inversor sin talento, cuya apuesta le sale que ni pintada, además de una serie de frikis del ramo que tiran del carro de camino al éxito. Thomas Middleditch, T.J. Miller o Kumail Nanjiani (al que conocemos de Burning Love o Frankiln y Bash) son algunos de sus intérpretes.

MR ROBOT

Otra serie que está dando mucho que hablar y no es para menos. Mucho más nueva que la anterior, se estrenó en junio del pasado año y cuenta con tan sólo dos temporadas. En ellas se cuenta, con pelos y señales, la historia de un joven Hacker, Elliot, el cual cuenta con tres hándicaps: tiene fobia social, una marcada depresión clínia y sufre delirios de forma constante. Todo mientras trabaja de Ingeniero de Seguridad Informática de día y de justiciero de noche. Todo hasta que es reclutado por Mr. Robot el cual le encomienda una nueva misión: acabar con los empresarios más ricos y poderosos del mundo. Rami Malek y el más conocido Christian Slater inician un amplio reparto.

BLACK MIRROR

Nos vamos a detener en la que es, quizás, la serie más polémica de todas aquellas de las que vamos a hablar. Y es que, desde su estreno en Inglaterra en 2011, Black Mirror ha estado en boca de todos por la forma en la que trata sus tramas, todas dirigidas hacia una crítica sobre el efecto que la tecnología tiene en nuestras vidas. Dura para algunos, realista para otros, cuenta con 2 temporadas emitidas, de tres capítulos cada una, más un especial de navidad, y lleva desde 2014 sin dar señales. Será este año 2016 cuando regrese con 12 nuevos episodios, algo inusual en ella porque lo que te queda poco tiempo para ponerte al día. ¿A qué esperas?

PERSON OF INTEREST

Recientemente cancelada, la serie creada por Jonathan Nolan tiene muchos ingredientes que pueden gustar a los amantes de la tecnología. Parte de la creación de una IA que todo lo controla, hecho que desencadena una serie de acontecimientos que sólo un experto informático (y su creador) y una hacker con amplios conocimientos armamentísticos pueden solucionar. Todo sin olvidar a la fuerza bruta de dos excombatientes americanos. No os vamos a desvelar más ya que podríamos spoilearos. Sólo deciros que, el primer capítulo impacta y que, desde ahí hasta el final (5 temporadas) no deja de sorprender. Jim Caviezel, Teraji P. Henson (en las 3 primeras entregas) y Michael Emerson encabezan su reparto.

CSI SYBER

Otra serie, quizás más comercial, lo que no le aleja de ser tenido en cuenta (aunque muchos han renegado de ella). Miembro de la ya amplia familia de CSI’s (todas canceladas) que han llegado a conformar junto a Las Vegas, Miami y Nueva York. En ella, el departamento de delitos cibernéticos del CSI se encarga de resolver los casos más flagrantes llevados a cabo en la red. Patricia Arquette (al mando del grupo), James Van Der Veek (en un papel alejado de Dawson Crece) y Ted Danson (que abandonó Las Vegas para iniciar este nuevo periplo profesional) encabezan un reparto coral, típico de las producciones “Made in CSI”.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.