En la Tierra a miércoles, julio 10, 2024

Leo Rivera planifica ‘El Secuestro’ en Destino: Wonderland

Es de esos actores cuyo rostro es muy popular gracias a series como Siete vidas o Sin tetas no hay paraíso o a programas como Caiga quien caiga aunque no su nombre no sea recordado a las primeras de cambio: Leo Rivera lleva unos años primando su actividad teatral por encima de las otras posibilidades, demostrando talentos muy diversos, facultades que le permiten alternar dramas, comedias y musicales, aunque prefiere los dos últimos géneros.

Tras pasar por fenómenos como Hoy no me puedo levantar y Mamma mia!, tras Avenue Q, un musical en el que tuvo que actuar (y cantar) manipulando una marioneta (dándole vida: era su personaje), tras intervenir en un éxito como Burundanga (que ha iniciado recientemente su quinta temporada en cartel), Leo Rivera repite con el director de este último montaje, Gabriel Olivares, para interpretar una función que, prácticamente desde su estreno a finales del mes de agosto, está contando con el favor del público que abarrota el Teatro Fígaro de Madrid y ríe a mandíbula batiente: El secuestro de Fran Nortes.

Sobre las tablas, Leo Rivera se convierte en el esposo de Diana Lázaro y cuñado de Jorge Roelas, cuyo personaje, ante la desesperación que supone la pérdida de su puesto de trabajo en un mercado, opta por secuestrar al hijo del ministro de cuyo voto depende el cierre del mismo. La obra recupera la maquinaria y agilidad del vodevil clásico en el que el público sabe más que los protagonistas, un enredo de medias verdades o mentiras que se va embarullando aún más según avanza la función.

Leo Rivera declara que, en la medida de lo posible, siempre elegirá el teatro por encima de televisión o cine, aunque en el próximo año le veremos en la gran pantalla gracias a En zona hostil y a Re-Evolution, película que lleva un tiempo esperando ser estrenada y en la que el actor también está implicado como productor.

Pablo Vilaboy reivindica Suena el teléfono, un musical de Vicente Minnelli muy poco conocido y que algunos liquidan calificándolo de obra menor, una cinta chispeante y veloz que supuso la última oportunidad para disfrutar en el cine del enorme talento de Judy Holliday, actriz prematuramente fallecida, quien había conseguido un Tony por protagonizar sobre las tablas el montaje original. Con libreto de Betty Comden y Arthur Green (quienes se encargaron de la adaptación cinematográfica), Suena el teléfono narra la historia de una telefonista que se involucra en la vida de sus clientes, ayudándoles en sus problemas, hasta que se ve implicada en un asunto de apuestas clandestinas y aparece el amor encarnado en el personaje al que da vida Dean Martin.

Seguiremos Informando…

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.