En la Tierra a jueves, mayo 30, 2024

Rita Barberá, periodista y su propia jefa de prensa

La desaparecida Rita Barberá pasó más de dos décadas al frente del alcaldía de Valencia, uno de las grandes plazas del partido popular en estos últimos 30 años. El poder de Rita se construyó entre una suerte de carisma político y un sentido muy interiorizado del valor de la comunicación. La exalcaldesa había sido, además, periodista, y conocía a la perfección el arte de la influencia mediática. Entre sus medidas más polémicas fue la creación de una Concejalía de Relaciones con los Medios (CREM), que ejercía el poder mediático sobre periodistas y medios.

La muerte de Rita Barberá ha traído consigo una revisión de su biografía. Una biografía manchada en los últimos tiempos por la Operación Taula donde estaba implicada en los supuestos casos de blanqueo de capital en el seno del Partido popular valenciano. Gran parte de los pagos que ahora se investigan iban destinados a las campañas políticas del PP en Valencia. Y es que si por algo se ha distinguido el PP valenciano en las últimas décadas es por haber hecho ostentación de una maquinaria majestuosa en sus campañas de comunicación.

El fuerte impulso por la comunicación del PP valenciano tuvo en Rita Barberá a su mejor valedora. La ex alcaldesa y hasta la fecha senadora en la cámara alta, antes de ser una de las políticas estrella del PP había trabajado como periodista, de hecho, además de estar licenciada en ciencias políticas, económicas y empresariales por la facultad de ciencias económicas de la Universidad de Valencia; también Barberá lo estaba en ciencias de la información en la rama de periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Incluso trabajó como periodista en Radio Valencia y como redactora de tribunales y urbanismo en el Levante. Su pasión por el periodismo fue heredada por su padre José Barberá Armelles, conocido periodista y político de la época franquista .

Conocedora del poder de los medios de comunicación en la creación de la opinión pública, Rita Barberá siempre puso especial énfasis en controlar todos los mensajes que salían desde la casa consistorial valenciana. Tal era el afán por el control mediático que Rita Barberá llegó a crear hasta una Concejalía de Relaciones con los Medios (CREM) una suerte de gabinete de comunicación paralelo, muy controlado políticamente por el PP y con un estilo periodístico “muy combativo”, señalan fuentes conocedoras.

Pero esta concejalía, señalaron en su día varios medios de comunicación, trabajaba de manera paralela al trabajo del Gabinete de comunicación del Ayuntamiento de Valencia. Esta concejalía de comunicación contaba con tres periodistas y otra decena de redactores. En total los gastos de esta concejalía suponían para las arcas valencianas más de 735.000 euros anuales, según informó el mismo consistorio.

Manuel Bernardos Benique, el jefe de prensa de Rita Barberá

Desde que Rita Barberá llegase al consistorio de la capital de Valencia tras elecciones municipales de 1991, Manuel Bernardos Benique acompañó a Rita Barberá en la comunicación del Consistorio, y se convirtió en su mano derecha. En 2014, con la jubilación del jefe de prensa de Barberá, su puesto fue asumido por Julio Valero Lluesma, que trabajaba ya en la citada consejería de medios del consistorio. Precisamente Valero también ha estado implicado en la Operación Taula por haber participado presuntamente en el blanqueo de dinero en el seno del PP.

Seguiremos informando…

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.