miércoles, 6 julio, 2022

Cebrián torea a Jordi Évole: las claves de la entrevista más difícil de ‘Salvados’

Finalmente laSexta emitió la esperada entrevista de Jordi Évole a Juan Luis Cebrián. Un encuentro que prometía mucho porque frente a frente se encontraban uno de los entrevistadores más incisivos de la televisión y uno de los personajes más oscuros del aparato mediático e institucional de España. No obstante, la entrevista decepcionó en líneas generales: Cebrián logró vender su libro, que era realmente lo que le interesaba, y Évole no pudo obtener el debate que buscaba. Y es que el Presidente Ejecutivo de Prisa hizo gala de sus tablas y logró contener con soltura el ímpetu del director de Salvados, con tiempo incluso para dedicar algunas perlas a laSexta y a su grupo editor Planeta.

Atresmedia promocionó durante toda la semana el encuentro como la entrevista definitiva, la conversación en la que por primera vez Juan Luis Cebrián hablaría de todo, un programa televisivo del que se hablaría semanas después. Pero a decir verdad, pocas expectativas se cumplieron: ni Cebrián cargó contra nadie, ni asumió culpas, ni reconoció errores. El Presidente Ejecutivo de Prisa se mostró como un maestro en el arte de la negación y como ya había adelantado muy a su pesar Évole en entrevistas previas al programa, vimos a dos Juan Luis Cebrián: el primero hablando muy a gusto de sus memorias, y el segundo, ya más reticente y menos amable, negando su participación en todos los temas controvertidos.

Jordi Évole lo intentó y puso encima de la mesa todos los temas que la nueva izquierda, y sus seguidores en redes sociales querían que hiciera: la puesta en marcha de El País de la mano de Manuel Fraga, su estrecha relación con políticos y empresarios, las contradicciones de un diario que era de izquierdas y que ahora está más cercano a los poderes establecidos, la supuesta relación de Cebrián con los Papeles de Panamá, sus elevados ingresos en Prisa, su supuesto boicot a Pedro Sánchez, su amistad con Felipe González y Susana Díaz… No faltó nada, sin embargo Cebrián fue despachando uno a uno los temas, sin despeinarse y haciendo uso de su tradicional impasividad.

Cebrián niega a Évole que el poder influya en sus publicaciones

Respecto de su relación con Manuel Fraga reconoció que fue fundador del diario de Prisa, pero que posteriormente él y todos sus socios evitaron que tomar el control ideológico, por lo que les calificó de “traidores”. Lo mismo que el supuesto giro de derechas de la línea ideológica de El País, a lo que contestó negando la mayor: “El País nunca ha sido de izquierdas, progresista sí, pero no de izquierdas”. Ante la insistencia de Évole, Cebrián ha indicado que quizás en sus orígenes el electorado del Partido Socialista coincidía con el lectorado del diario, pero nada más. Pese a ello ha recordado que él es un hombre que siempre se ha considerado de izquierdas y que en la mayoría de las votaciones se ha decantado por el socialismo.

¿Su relación con el poder? Cebrián ha dicho que mantiene una relación de amistad con muchos políticos y empresarios como Felipe González, Alfredo Pérez Rubalcaba o Isidoro Álvarez de El Corte Inglés, pero advirtió que eso nunca ha afectado su labor de periodista ni menos las crónicas que de ellos se han escrito o publicado en los medios del Grupo. “Yo nunca he llamado a ningún político y empresario más que para pedirles una entrevista”, aunque al hilo de esta reflexión reconoció que siempre que le han llamado ha acudido con gusto a cualquiera de estas citas, incluida la Zarzuela.

¿Publicaría informaciones comprometidas de empresas, anunciantes o políticos si éstos se lo pidiera? “Si la información es cierta y contrastada sin ninguna duda”, a lo que agregó que “nunca ha frenado una publicación por presiones que no sean la vida de una persona”. El Cebrián negacionista en estado puro. ¿Coloca ministros?, le preguntó Jordi Évole “todos los presidentes de gobierno llaman a los periodistas para intentar influir y quien diga lo contrario miente”, pero “yo no creo que haya nombrado nunca a ningún Ministro”.

Cebrián, Pedro Sánchez y su “mediocridad política”

En la línea de estas declaraciones y ante la insistencia de Jordí Évole, Juan Luis Cebrián se despachó con una de las tesis más sorprendentes de la entrevista: “jamás he participado en el Consejo Editorial de El País desde que dejé el periódico como director en 1988”. Y ha partir de ahí toda su argumentación fue en la misma línea: nada de lo que ha pasado en el diario desde esa fecha es su responsabilidad, derivando todas las culpas en sus directores y exculpándose de cualquier campaña en contra de algún partido político o influencia en Elecciones Generales. “Que se diga que yo he puesto a Rajoy en Moncloa, me parece muy divertido”, indicó tirando de ironía. Respecto de las supuestas presiones de El País denunciadas por Pedro Sánchez en el mismo Salvados hace unas semanas, Cebrián siguió negándolo todo: “yo no creo que sea verdad, pero yo en estaba en esas reuniones como decía el propio Sánchez”, “además me parece que él no ha dado nombres”, agregó.

No obstante, aprovechó de cargar contra el ex líder del PSOE, quizás su única salida de tono en toda la entrevista. “La mediocridad política de Pedro Sánchez se ha puesto de manifiesto, pero me parece muy mal que utilice un medio independiente como El País para ocultar los problemas que tiene dentro de su partido”. Pese a ello reconoció que votó a Pedro Sánchez, aunque no en las dos elecciones. Respecto del posicionamiento editorial del diario en la campaña Cebrián volvió a recordar que “la línea editorial de El País la marca su Director (Antonio Caño), por lo que yo me entero de los editoriales mucho más tarde que muchos lectores” ¿Fue acertado el editorial de El País contra Pedro Sánchez que generó la baja de muchos suscriptores? “Podría haberse ahorrado algún adjetivo”, zanjó.

¿Hay censura en El País respecto de empresas o anunciantes?, preguntó Évole a Cebrián. “Yo no decido lo que se publica y no se publica en el diario”, aunque “nunca se ha debatido la linea editorial de nuestros medios y de El País en el Consejo de Administración del Grupo”. Pese a ello hizo una reflexión sorprendente: “creo que el verdadero problema es la autocensura de los periodistas como consecuencia de la situación económica”…”que ellos se sientan supuestamente presionados lo atribuyo a los confidenciales y a los rumores”. Sorprendente, Cebrián dice que Prisa no censura y que son sus propios periodistas, sin decirles nada, los que se autocensuran, por la influencia de la crisis económica (es decir, temen perder su trabajo) y por el efecto de los rumores de los medios de Internet que hablan de Prisa. Nuevamente Cebrián negándolo todo y echando balones fuera.

Pese a todo, Jordi Évole siguió insistiendo respecto de las presiones a El País, a lo que Cebrián contestó tajante que según el Estatuto de Redacción del diario “el director de la cabecera tiene absoluta autonomía editorial para decidir la línea del diario, a veces con acierto y a veces con error”. ¿Cuándo Cebrián deja Prisa? “cada dos años pongo mi cargo a disposición del Consejo de Administración, pero no me marcho voluntariamente porque creo que debo dejar la casa ordenada para los próximos treinta años de desarrollo exitoso”. “Tengo un gran sentido de la responsabilidad que me impide marcharme”, indicó.

Cebrián: nunca he ganado 13 millones en un año

Respecto a su elevada remuneración, negó que cobrase alguna vez 13 millones de euros en un año aunque remitió a la CNMV donde todos sus ingresos son públicos. No obstante evitó cualquier polémica -entre su salario y la crisis del Grupo- indicando que no estaba en la entrevista para “hablar de sus contradicciones”, “no me da la gana hablar de mis contradicciones en público” indicó quizás en uno de los momentos más tensos de la entrevista. Cerró diciendo que no tiene ninguna contradicción en el ámbito empresarial.

Finalmente y en relación a los Papeles de Panamá fue sumamente claro e indicó que nunca ha tenido ninguna relación, ni colateral, ni de ningún tipo, con estos papeles “es una calumnia y un infundio”, remató. “Jamás ningún periodista me ha llamado para preguntarme por esto”. “Lo que me molesta es que se intente deshacer mi credibilidad y que con ello se intente atacar la credibilidad de los medios de la empresa que dirijo”. Los Papeles de Panamá dieron pie para que Cebrián tuviese su particular venganza contra laSexta y Évole, recordando que habían quitado un vídeo de su web en el que Carolina Bescansa le acusaba de estar involucrado en estos papeles.

Pero no se quedó ahí. En varias ocasiones de la entrevista dijo no ser sectario “como otros” aunque no dio nombres, o invitó a Jordi Évole a entrevistar a los directivos de Planeta (editor de Atresmedia) para comprobar si recibían presiones, incluso recordando las conexiones económicas de Planeta con el Banco Sabadell. Concluyó su encuentro con Évole recordando al periodista que él también es establishment “los cámaras no, pero tu seguro que sí”, dijo Cebrián con un tono socarrón y desenfadado, tras una hora tensa en que pudo esquivar con prestancia todos las embestidas de Jordi Évole. Cebrián en estado puro.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.