jueves, 7 julio, 2022

Telecinco vuelve a su peor (y más cuestionada) versión para rescatar a ‘GH VIP’

No está siendo el año de los realities. Cada vez son más las voces que se alzan para asegurar que este formato ya no está de moda, y los números no mienten. Telecinco cerró la versión más clásica de Gran Hermano siendo una de las ediciones menos vista de su historia, y ahora los malos presagios se repiten en su versión VIP. Sin embargo, desde Mediaset se resisten a darse por vencidos y están dispuestos a todo con tal de recuperar sus mejores registros.

La última novedad de Gran Hermano VIP es la incorporación de Aída Nízar. Ella fue una de las concursantes más polémicas de la quinta edición de GH y tras su salida se convirtió en un rostro habitual en los platós de Telecinco. Sus comportamientos excéntricos y sus salidas de tono en programas como Sálvame o Sálvame Deluxe convirtieron a la concursante en el centro de la polémica, dando una versión amarillista de la cadena. De hecho, Aída había estado vetada en las últimas temporadas en la cadena, precisamente por estos comportamientos. Ahora sin embargo, y sin haber mediado ninguna reconciliación, ha sido repescada con la intención de mostrar la versión más cuestionada del reality. Una orientación faltona, polémica y que recuerda la peor telebasura. Ese estilo que encarna mejor que nadie Aída Nízar.

¿Aciertan GH VIP y Telecinco apostando por este tipo de televisión y desoyendo a la audiencia que cada día le da más la espalda? Inicialmente, el casting de esta quinta edición de Gran Hermano VIP apuntaba por perfiles de famosos que han gozado de una buena reputación en nuestro país: Irma Soriano, Alonso Caparrós, Emma Ozores, etc, y aunque nunca renunciaron a una parte más orientada al público de Hombres, Mujeres y Viceversa con nombres como Marco Ferri o Elettra Lamborguini, el giro en la selección de concursantes era evidente.

No obstante, buscaron refuerzos de la mano de Terelu Campos, que ejerció de cocinera de la casa explotando su revival en Las Campos. No fue suficiente y las audiencias han seguido bajando. De esta manera, la llegada de Aída Nízar demuestra que Telecinco está dispuesto a resucitar a cualquier precio el formato. ¿Será la solución que Telecinco y GH, su reality estrella necesitan para volver a ser una referencia en la televisión, o han gastado el último cartucho que tenían disponible? Y si fracasa Aída ¿quién podría llegar para echar una mano al programa? Las opciones que van quedando no son muchas.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.