jueves, 7 julio, 2022

“Eva ha muerto” celebra su cuarta temporada en cartel en “destino: Wonderland”

{wbamp-hide start} {wbamp-hide end}

“Eva ha muerto” es el título más exitoso (y al mismo tiempo el más polémico) de la compañía de teatro Fierabrás, función escrita y dirigida por César Augusto Cair que este mes de marzo ha iniciado su cuarta temporada en cartel, recalando en esta ocasión en Nave 73 con un nuevo montaje que potencia sus virtudes e introduce cambios muy significativos en el espacio escénico y en el modo en que su único personaje aparece y se comporta frente a los espectadores.

Iván Hermes interpreta en esta ocasión a un Adán ciertamente simiesco que se transforma en hombre cuando se encuentra cara a cara con Eva. Con un impresionante trabajo corporal, el actor es a ratos brutal, una fiera herida y perdida, puede llegar a provocar miedo sobre todo cuando irrumpe en escena y cuando increpa a su creador, haciendo una medida transición hacia sentimientos que nos gusta reconocer como humanos, reflejando en su mirada, gestos y voz cómo el descubrimiento de éstos le hacen evolucionar.

“Eva ha muerto”, como apuntábamos antes, es polémica a su pesar, lo fue desde sus inicios cuando el Ayuntamiento de Madrid censuró el que iba a ser su estreno en mayo de 2009 al constatar que, puesto que el único protagonista de la función es Adán, el actor que le daba vida iba totalmente desnudo durante toda la representación. Aún todavía hay quien se niega a verla o tiene dudas en programarla por este hecho, del mismo modo que César Augusto Cair señala que ese aspecto es el que les ha hecho cosechar cierto número de espectadores a lo largo de su ya amplio periplo. La suma de la brillantez del texto, la magnífica puesta en escena (destacando en especial la prodigiosa iluminación de Ángel Salamanca) y la poderosa interpretación de Iván Hermes da como resultado un espectáculo en el que, a los pocos minutos, lo que menos importa, a lo que uno menos atiende es al hecho de tener un hombre desnudo a escasos metros de distancia.

Apoyándose en la escritura poética y sublimada pero tremendamente realista en lo que a sentimientos se refiere de César Augusto Cair, Iván Hermes explora lo más recóndito y prístino de cada uno de nosotros, sacando a la luz pulsiones y pasiones que están agazapadas en el corazón desde antes de que seamos capaces de ponerles nombre, transformando “Eva ha muerto” en alegato vibrante y reivindicativo del amor.

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.