En la Tierra a martes, 16 abril, 2024

¿Cómo coacciona Podemos a los periodistas?

Se ha cumplido una semana desde que saltó el escándalo en el que la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) hacía pública la petición de amparo que varios periodistas solicitaron a la organización asegurando que se sentían acosados y presionados por varios miembros del equipo directivo de Podemos. A la formación que lidera Pablo Iglesias se le acumulan los problemas y es que desde el periódico digital OK Diario han publicado un documento en el que se detalla cuál era la estrategia de la formación morada de cara a los periodistas y cómo intentan intervenir en su trabajo,  evitando la publicación de noticias que no les favorecían.

Estas pruebas, que publicaron desde el diario de Eduardo Inda hace unos meses, vuelven a cobrar sentido en la actualidad después de la denuncia de la semana pasada. Hace pocos días se han cumplido dos años de la elaboración de un informe que describía cómo habían gestionado, desde el gabinete de comunicación de Podemos, la publicación de una noticia. En este caso, los protagonistas eran Pablo Iglesias y Dina Bousselham, una ex alumna de la Universidad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense a la que nombró su asistente en el Parlamento Europeo y con la que aseguraban que tenían una relación.

Las incisivas presiones de Podemos a los periodistas

La noticia inicial se publicó en Vanitatis, pero con el transcurso de las horas diferentes medios como La Vanguardia El Economista se hicieron eco de ella. Fue ahí cuando Laura Casielles, responsable de comunicación de Podemos comenzó su particular seguimiento a los periodistas y medios de comunicación a quienes presionó para la retirada de la noticia. Entre ellos estaban Albert Gimeno, director adjunto de La Vanguardia; Juanjo Santacana, director adjunto de El Economista o Marina Pina, redactora de Vanitatis. Según asegura OK Diario, Casielles amenazó a los periodistas afirmando que si no se retiraba o modificaba la información, ningún miembro de Podemos con cargo público les concedería más entrevistas.

Además, en el documento que la responsable de comunicación de Podemos cataloga como Rendición de cuentas, Casielles explica de manera pormenorizada cuáles han sido sus decisiones y qué pretendía con ellas. Concretamente, redacta: “Para intentar que El Confidencial retire, Juan hablará con Iván Gil, periodista que nos sigue, para meter presión. No logramos hablar con un cargo más alto porque no tenemos el contacto”.

Con este documento, se probaría que a pesar de los constantes desmentidos por parte de los miembros de la cúpula de Podemos a lo largo de toda una semana, no es cierto que desde la formación morada no haya existido coacción hacia los periodistas. Las líneas a seguir eran claras: podrían tener los testimonios de cualquier miembro de la formación siempre y cuando no publicaran informaciones y noticias con las que la cúpula de Podemos no estaban de acuerdo.

Seguiremos Informando…

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.