lunes, 27 junio, 2022

Salvavidas de Moncloa a la agencia EFE: aumentará en 14 millones su dotación anual

Moncloa prepara un decretazo para poder salvar a la agencia EFE de los serios problemas económicos en los que se ha visto envuelta en la última década. El Estado prepara un proyecto para convertir a la agencia de noticias en un Servicio de Interés Económico y General (SIEG) lo que significaría aumentar hasta los 52 millones de euros la dotación pública anual para el medio de comunicación. Esto significaría elevar en casi 14 millones el dinero destinado hasta el momento, congelado en los 38 millones de euros desde hace cuatro años.

A falta de conocer de manera oficial las cuentas de 2016, la agencia EFE registró en 2015 nuevas pérdidas de 7,15 millones de euros, según la entidad por la devolución de la cuarta parte de la paga extra a los empleados públicos y la fortaleza del dólar frente al euro, una moneda en la que la agencia realiza gran parte de sus nuevos negocios en Latinoamérica. No obstante, estas explicaciones no justifican su situación estructural de precariedad económica. En 2014 EFE se dejó otros 4,2 millones y durante el último lustro viene encadenando abultadas pérdidas que rozan los 40 millones de euros.

Incluso desde dentro de la agencia se reconoce que actual modelo de la agencia adscrita a la Sociedad de Participaciones Industriales (SEPI) al igual que RTVE, es inviable. Durante la última década, la empresa ha recortado gastos, ha puesto en marcha un ERTE y ha explorado nuevos negocios, no obstante, le ha sido imposible evitar las pérdidas económicas. En esta línea, el actual presidente José Antonio Vera viene pidiendo a Moncloa desde hace un par de años que el Estado aumente su dotación a EFE.

El periodista argumenta que la actual dotación de la agencia -congelada en 38 millones desde hace cuatro años- es incluso menor que la que recibe la televisión autonómica española más pequeña. Y quizás no le falta razón: RTVE recibe 342 millones del Estado y AFP, la agencia francesa de noticias, recibe una dotación anual de 127 millones. Estos 38 millones representan poco menos de la mitad de los ingresos de EFE equivalentes a 84,5 millones de euros durante 2015. Durante el último lustro, la agencia ha visto cómo sus clientes han caído en picado debido a los cambios en los modelos de negocio, lo que ha afectado directamente sus cuentas.

Moncloa prepara un decretazo para aumentar la dotación de EFE

En respuesta a estas demandas, el Gobierno –que tiene muy buenas relaciones con Vera- prepara un proyecto para transformar a EFE en un Servicio de Interés Económico General (SIEG), lo que tendría como principal efecto el aumento de esta dotación presupuestaria. El director Económico-Financiero de la agencia Miguel Ángel Muñoz estima en 52 millones el nuevo montante, lo que significaría elevar en casi 14 millones, un 37% más, la actual dotación estatal. En la redacción del texto legal están participando EFE, la presidencia de Gobierno, la SEPI –accionista único de la agencia- y Hacienda.

Los servicios de interés económico general (SIEG) están contenidos en la legislación de la Unión Europea como “actividades de servicio comercial que cumplen misiones de interés general y que están sujetas a obligaciones específicas de servicio público. Entre ellos figuran las redes de transporte, energía, comunicación y los servicios postales”. La idea de EFE es que se defina una nueva relación contractual entre el Estado y que ésta se enmarque dentro de las instituciones europeas y que, por tanto, no esté sujera a la fiscalización del Parlamento español. Este último punto ha sido criticado por los sindicaos -a quienes se le presentó el parte del proyecto la semana pasada- porque consideran que EFE y Vera quieren huir del control del Congreso para tener libertad en el destino de esta nueva e incrementada partida presupuestaria.

De momento, los plazos que se manejan indican que la nueva dotación podría estar disponible para el año 2018, ya que este curso se supone que se deberían prorrogar los presupuestos de 2016 ante la imposibilidad de los grupos políticos de llegar a un acuerdo con los Presupuestos Generales del Estado. La dotación del año pasado fue de 38 millones de un total de ingresos estimados de 84 millones, un 40% que tiene que ser compensado por un 60% de recursos propios en un mercado cada vez más adverso para las agencias de noticias en todo el mundo.

Esto ha generado que las pérdidas de EFE, sin incluir 2016, se hayan disparado hasta los 38,4 millones durante los últimos siete años, a pesar de la reducción de casi el 20% en los gastos en masa salarial. No obstante, estos recortes se deben al ERTE aplicado desde 2012 que implicó una reducción salarial y de horas de trabajo en casi toda la plantilla. Este ERTE concluyó en octubre pasado por lo que la compañía ha debido asumir también el equilibrio de los salarios de casi toda su plantilla a partir del curso pasado.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.