domingo, 27 noviembre, 2022

Prisa se prepara para la Junta que puede dejar KO a Cebrián

Juan Luis Cebrián

Cada vez que se avecina una Junta Ordinaria o Extraordinaria de Accionistas del Grupo Prisa el nombre de su actual presidente Ejecutivo está en boca de todos. Juan Luis Cebrián lleva tiempo en la cuerda floja, pero al final siempre logra salir airoso de todos los problemas que le han ido acechando por su labor y la delicada situación económica del conglomerado de medios de comunicación que conforman Prisa. Cuestionado desde dentro y también desde fuera, Cebrián podría enfrentarse el próximo 30 de octubre a su ‘combate definitivo’ dentro de la compañía y varios son los asuntos claves que se tratarán en dicha Junta Extraordinaria.

Por un lado durante la cita donde se reunirán los accionistas de Prisa debería aprobarse una propuesta de reducción de capital (160 millones de euros) que tiene como objetivo restablecer el equilibrio patrimonial de Prisa. El motivo es que la compañía, en actual causa de disolución tras declarar una pérdida contable de 85,5 millones atribuida a la venta de su filial portuguesa (Media Capital) a Áltice.

En otro orden de cosas los detractores de Juan Luis Cebrián liderados por el grupo Amber Capital plantearán una ampliación de capital que podría suponer la entrada en el capital de César Alierta. El expresidente de Telefónica buscaría volver a la primera línea empresarial –aunque desde una posición no ejecutiva- y perseguiría hacerse con el 13% que posee en Prisa la propia Telefónica y que declaró activo financiero disponible para la venta en su última cuenta de resultados a cierre del primer semestre del año. De producirse este extremo Cebrián quedaría prácticamente con un pie fuera de Prisa, en lo que supondría la ‘victoria’ al menos parcial de sus opositores.

Todo este entremado de operaciones se produje ya bajo la batuta del nuevo Consejero Delegado de Prisa, Manuel Mirat, que fue nombrado en la anterior Junta General de Accionistas celebrada en julio. Mirat ha asumido el mando ‘oficialmente’ con el inicio de curso y dentro de los planes para reflotar el Grupo la venta de Santillana –su negocio más rentable- estaría descartada.

Así los planes deberán ser otros para lograr llegar a diciembre de 2018 con los deberes hechos respecto a los 956,5 millones de euros que debe desembolsar Prisa antes de que finalice 2018 y que suponen la garantía para la refinanciación de la deuda del grupo. Diciembre del próximo año es la fecha marcada también por Juan Luis Cebrián para abandonar su puesto de presidente Ejecutivo, aunque la idea inicial es que se mantuviese como honorífico hasta 2020. Dada la situación actual nadie descarta que el relevo de Cebrián se adelante y que en los próximos meses o incluso semanas se certifique su desvinculación de la dirección de Prisa tras más de tres décadas formando parte de uno de los gigantes de la comunicación en España.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.