jueves, 1 diciembre, 2022

¿Cuáles son los principales errores cometidos al comunicar la violencia machista?

Manifestación contra la violencia machista

Con motivo del juicio a ‘la manada’(los cinco jóvenes acusados de violación múltiple a una chica de 18 años en los Sanfermines de 2016) han proliferado los artículos y comentarios en redes sociales hablando sobre violencia de género y cuestionando el tratamiento informativo e institucional dado a este grave problema. Al mismo tiempo, algunos de estos artículos o comentarios, han provocado una reacción en colectivos feministas que han puesto en marcha campañas denunciando este tratamiento y lenguaje utilizado en diferentes campañas contra las agresiones machistas. ¿Cuál es la forma correcta de comunicar un problema tan grave como la violencia machista? La ONG Intermón Oxfan junto con el diario digital La Marea ponen a disposición del público una guía online para no incurrir en discursos machistas y que favorezcan la inclusión.

Es frecuente tratar la violencia machista como un suceso, sin embargo, al calor de las opiniones de las expertas en género, la violencia y asesinatos machistas no deben ser comunicados como tales, ya que de esa forma se le pone a la altura de un asesinato o una violencia más, cuando responde a motivos muy específicos, el machismo. Del mismo modo se debe huir del sensacionalismo y de los detalles escabrosos. En cuanto a las expresiones utilizadas, las expertas rechazan los términos ‘violencia doméstica’ o ‘violencia familiar’, y apoyan por el contrario las de ‘violencia machista’ o ‘violencia de género’.

 

Uno de los temas que mayor polémica ha suscitado es el mensaje transmitido por parte de algunos medios de comunicación, que en realidad está muy implantado en los discursos construidos alrededor de esta lacra: la victimización perpetua. A la hora de hacer campañas de comunicación o realizar informaciones relativas a la violencia de género, dicen las expertas, hay que ser en extremo cuidadoso con presentar a la mujer que fue víctima de una agresión como una persona destrozada de por vida. Desde algunos sectores sociales, se ha utilizado la ‘vida normal’ de una víctima de violencia machista para poner en entredicho su versión. Según la reportera gráfica Juana Guersa, experta en género “una víctima no es una víctima para siempre”. A tenor de estas informaciones y comentarios han surgido iniciativas que reprueban las sospechas de una posible víctima por tratar de hacer su vida con normalidad.

 

A la hora de comunicar o emitir una información relativa a la violencia de género es muy importante tratar con respeto a la víctima. Es por eso que las expertas señalan que cuando se informe sobre una posible víctima se eviten detalles que puedan perjudicarla a ella y a su entorno, como fotos, imágenes de su domicilio o datos personales que puedan comprometer su privacidad.

En relación a la presunta agresión de ‘la manada’, los diarios gallegos Faro de Vigo, La Voz de Galicia, El Correo Gallego, Diario de Pontevedra, Galiciaconfidencial, Pontevedraviva y la agencia Europa Press han sido denunciados a la FAPE precisamente por emitir informaciones que vulneran los derechos de la presunta víctima. Sin embargo, la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo considera que los medios citados “no han vulnerado el artículo 4 del Código Deontológico, dado que el contenido denunciado es veraz y forma parte de la información requerida para valorar el alcance de lo enunciado en ella y que la identidad de la víctima se preserva en todas la noticias consideradas”.

Aunque al mismo tiempo, insta en el escrito a que los “medis realicen esfuerzos para borrar de la red los detalles escabrosos de la información (así lo ha hecho el Galiciaconfidencial.com) o por dificultar su acceso, favoreciendo así el derecho al olvido de la víctima”.

Conseguir cambiar el foco en las campañas para visibilizar al que perpetra la agresión más que a la que la sufre, ayuda a comprender que el problema está en los unos y no en las otras. Es el caso de la última campaña sobre violencia machista en los jóvenes emitida por el Ministerio de Sanidad. Aunque desde algunos círculos feministas siguen echando en falta campañas que insten a los hombres a no cometer agresiones sexuales más que depositar en las mujeres toda la responsabilidad.  Es importante también, a la hora de informar, evitar el uso de ‘atenuantes circunstanciales’ para quitar responsabilidad al agresor, como dar detalles de la vestimenta de la víctima.

 

 

Del mismo modo, las expertas desaconsejan utilizar en campañas e informaciones música que transmita sensaciones de morbo o erotismo. Según Luciana Peker, periodista especializada en género señala que con frecuencia “se usa a la mujer violada para disciplinar a las otras mujeres, muy especialmente a las más jóvenes”. Es por eso que es indispensable manejar, en campañas y noticias, un lenguaje y una narrativa que favorezca a la pedagogía, evitando reproducir comportamientos indeseados que perpetúen un problema que concierne no solo a mujeres, sino a toda la socidad.

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.