domingo, 27 noviembre, 2022

Casado rompe definitivamente con el ‘marianismo’ con dos fichajes vinculados a Aznar

Imagen: Congreso de los Diputados

El actual líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha decidido no andarse con medias tintas e intenta romper definitivamente con la etapa de Mariano Rajoy al frente de la formación. Todo ello, para recuperar los valores del denominado ‘aznarismo’ en un momento en el que debe competir en el espacio de centro-derecha no solo con Ciudadanos sino también con la irrupción de VOX. La fuerza demostrada en Andalucía por el partido de Santiago Abascal ha obligado a Casado a tomar medidas y realizar dos fichajes para su equipo de gabinete afines a figuras de renombre populares como José María Aznar y Esperanza Aguirre. 

El último movimiento de Casado ha sido la incorporación de Isabel Benjumea a su grupo de asesores como jefa adjunta de su Gabinete. La directora de Red Floridablanca, un think tank autodenominado ‘liberal-conservador’, ya fue becaria de José María Aznar en la Fundación Faes y no dudó en criticar las políticas del expresidente popular Mariano Rajoy. Este movimiento, permite al popular asegurarse un giro a los inicios del partido con la intención de hacerse fuerte entre un electorado que no sólo castiga la corrupción del pasado sino la mano blanda que se pudo ejercer en Cataluña frente al independentismo. El mismo Casado volvió esta semana a exigir al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la aplicación del artículo 155 al tiempo que le tachó de cómplice del independentismo y le exigió la celebración de elecciones generales con la actitud dura que le permite ser el principal partido de la oposición.

Benjumea será la segunda de a bordo de Javier Fernández-Lasquetty, quien también se incorporaba esta semana al gabinete de Pablo Casado como su máximo responsable. Exconsejero en la Comunidad de Madrid de Esperanza Aguirre y exsecretario general de FAES, no cabe duda alguna de los vínculos de Lasquetty con el Partido Popular previo a Mariano Rajoy. Su fichaje permitirá fortalecer el equipo estratégico e ideológico popular a pocos meses de la celebración de comicios y principalmente poder hacer frente al surgimiento de VOX. La irrupción de la formación del expopular Santiago Abascal ha provocado que el PP decida mover ficha para endurecer el discurso ideológico y comunicativo para romper finalmente con el denominado ‘marianismo’, algo de lo que probablemente este convencido un Casado que no ha dudado en tildar de problemas del pasado polémicas como las grabaciones a Cospedal o el espionaje a Bárcenas.

Sin duda estos dos fichajes permitirán renovar al PP para intentar recuperar a aquellos electores que vieron en la figura de Rajoy la persona que que dividió a la derecha, como ya detalló José María Aznar hace apenas unos meses.

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.