domingo, 27 septiembre, 2020

Así demuestran ‘OT’, ‘TCMS’ y ‘La isla de las tentaciones’ que la televisión sigue interesando a los jóvenes

Uno de los principales temores que conlleva el complicado momento que vive la televisión en abierto en España reside en que los jóvenes dejen de lado las cadenas generalistas en beneficio de las plataformas de pago. Si bien es cierto que, en los últimos tiempos, este target ha apostado masivamente por servicios como Netflix, HBO o Amazon ante los nuevos hábitos de consumo que se han impuesto, cabe destacar que los espectadores de 13 a 24 años aún siguen sintiendo la llamada de la televisión lineal, como bien demuestran La isla de las tentaciones, OT 2020 o TCMS 8.

La isla de las tentaciones es un buen ejemplo de que la televisión en abierto no está (ni mucho menos) muerta. El espacio, que se ha convertido en todo un fenómeno social más allá del ‘universo Mediaset’, es el programa que más seguimiento registra entre los jóvenes actualmente. Las seis galas del reality que hasta la fecha han emitido Telecinco y Cuatro promedian un 40,9% de cuota de pantalla, lo que se ha traducido en que las aventuras de Fani, Christofer, Fiama y compañía son uno de los temas estrella de cualquier charla que se precie.

Pese a no cosechar datos tan deslumbrantes como en anteriores ediciones, el talent que comanda Roberto Leal cada domingo es uno de los productos más importantes de la parrilla de La 1. En sus tres primeras emisiones, OT 2020 ha firmado un 28,5% de share entre el público joven, un dato que se complementa con la gran expectación que levanta en Twitter, donde semana a semana se convierte en el espacio más comentado. Esta serie de logros, sumados al buen funcionamiento que está reportando el canal en directo que el programa posee en Youtube, hacen de OT 2020 un programa vital para TVE, que adolece de cierto distanciamiento con los jóvenes y que ha encontrado en el concurso una vía para volver a estar presente en las conversaciones de instituto.

 flavio eva ot 2020.jpg

Por su parte, la octava temporada de Tu cara me suena ha logrado el más difícil todavía. En un principio, su día de emisión (viernes) supone una dificultad para que el concurso pueda conseguir una gran penetración dentro del público joven pero, a la hora de la verdad, TCMS demuestra que su repercusión está fuera de toda duda. Las tres galas que se han estrenado en abierto han sido un éxito entre los televidentes de 13 a 24 años (23,3% de cuota de media), lo que supone casi el doble de audiencia de la que ha alcanzado El tiempo de descuento (13%) dentro de este target.

Pero, ¿cómo han logrado La isla de las tentaciones, OT 2020 y TCMS 8 despertar el interés de los jóvenes y trascender en su emisión lineal? Los tres programas han conseguido congregar a los jóvenes delante del televisor, un hábito que se está perdiendo, creando un evento en torno a su emisión que hace que, si no estás a esa hora viendo el programa, te quedes fuera de la conversación del día siguiente, un extremo que resulta aterrador a la mayor parte de la sociedad.

Especialmente destacable es el caso de La isla de las tentaciones, que mantiene en vilo a la audiencia gracias a una buena edición, unas tramas bien planteadas, un elenco que encaja a la perfección con lo que demanda el formato y una serie de cebos que hacen imposible que el espectador se despegue de la pantalla. Explotar este tipo de factores, sumados a la ventaja que le da a la televisión generalista el hecho de estar disponible a todo el mundo sin necesidad de pagar, debería ser el camino a seguir por las cadenas en abierto, que siguen demostrando que aún no han dicho su última palabra en su lucha con las plataformas de streaming por atraer a los jóvenes.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.