sábado, 24 septiembre, 2022

‘Cachitos’ y ‘Un país para escucharlo’ se despiden de La 2 más afinados que nunca

Los ‘martes musicales’ de La 2 tocan, por el momento, a su fin. La cadena pública cerró anoche las temporadas de Cachitos… y Un país para escucharlo, el tándem que venía ocupando el prime time del segundo día de la semana, demostrando que la música en directo sí tiene hueco en la televisión en abierto… siempre y cuando se lleve a cabo bajo unos estándares mínimos de calidad.

En su octava temporada en antena, Cachitos de hierro y cromo ha vuelto a revalidar su condición de buque insignia de La 2 tras cosechar una de las mejores medias de audiencia de su historia. El formato que comanda Virginia Díaz promedió un 3,9% de cuota de pantalla y 673.000 espectadores a lo largo de estas diez entregas, lo que le sitúa como la temporada más vista desde hace cuatro años.

El espacio retornó a La 2 el pasado 7 de enero firmando un 3,7% de share y 658.000 televidentes, un dato que acabaría convirtiendo en la tónica general. Tras rebasar la barrera del 4% de cuota en su tercer y cuarto programa, Cachitos regresó a sus datos habituales hasta que, en su penúltima entrega, el formato alcanzó uno de los mejores registros de su historia de la mano de Karaokeque firmó un 5,2% de cuota y 896.000 adeptos.

El hecho de que un programa marque uno de sus datos de audiencia más altos en su octava temporada sin que la entrega en cuestión aborde una temática fuera de lo común evidencia el buen trabajo realizado por el equipo que está detrás de Cachitos, que ha conseguido generar una fidelidad excepcional en los tiempos que corren. Todos los factores ponen de relieve que el programa se ha ganado la renovación por una novena temporada en la que tendrá que seguir demostrando su capacidad para darle una vuelta de tuerca al archivo de TVE y proponer temáticas y guiones frescos que eviten un desgaste que, por el momento, parece lejano.

virginia diaz cachitos tve.jpg

Un país para escucharlo, más fuerte que nunca

El otro formato que dijo adiós a la parrilla de La 2 fue Un país para escucharlo, que ha experimentado un fenómeno parecido al de Cachitos. Tras cosechar buenas críticas pero datos discretos en su debut, el programa presentado por Ariel Rot ha repuntado notablemente en su segunda temporada, lo que le ha llevado a conseguir muchas papeletas para que la Corporación valore su posible continuidad.

Un país para escucharlo regresó a TVE realizando un auténtica demostración de intenciones: la primera entrega de su segunda temporada dobló en audiencia al último programa de la primera temporada. Las buenas sensaciones que despertó su reentré se confirmaron en su cuarta semana, cuando el capítulo centrado en Málaga y Ceuta, que contó con Vanesa Martín y La Shica como anfitrionas, marcó máximo histórico tras alcanzar un 3,4% de share y 494.00 espectadores.

Tras la emisión de las diez entregas que han conformado su segunda temporada, Un país para escucharlo ha promediado un 2,6% de cuota de pantalla y 375.000 televidentes, lo que supone un incremento de ocho décimas y 97.000 fieles en comparación a la media que anotó el programa en su primera temporada en antena. Estos números son el más fiel reflejo de que la música sigue interesando en televisión (por más que algunos directivos se empeñen en lo contrario) siempre y cuando detrás haya mimo, interés, ideas frescas y riesgo.

Con su apuesta por productos como Cachitos o Un país para escucharlo, La 2 consolida su función de televisión pública al convertirse en una guía de la memoria histórica musical de este país sin dejar de atender a los nuevos talentos que continúan surgiendo. Además, una factura visual impecable, un sentido del humor más que necesario y un acertadísimo gusto musical ponen la guinda a dos programas que deberían no ser una excepción en la programación televisiva.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.