jueves, 3 diciembre, 2020

‘Supervivientes 2020’, reducido a la mínima expresión por el coronavirus

Supervivientes vivió este jueves uso de los episodios más extraños de toda su historia por culpa del coronavirus. El espacio, que suele alargarse hasta la 1:45 horas, finiquitó su gala 5 una hora antes de lo previsto sin que Jorge Javier Vázquez ofreciese explicación alguna acerca de esta decisión, que impactó a los seguidores del reality, que destacaron el insólito ritmo frenético que mantuvo el programa durante su emisión.

El inicio de la gala 5 de Supervivientes 2020 ya hacía prever que los espectadores no estaban ante una entrega al uso del espacio. En su primera intervención, Jorge Javier advirtió a la audiencia que las precauciones tomadas por Mediaset ante la pandemia habían provocado que, por cuestiones de seguridad, el presentador no había tenido la oportunidad de pasar por maquillaje y peluquería. “Podría estar peinándome yo pero me da mucha pereza, así que para hacerlo mal y quedar como un cuadro de Picasso, pues esto es lo que hay y nos vamos acostumbrando todos”, indicó.

Además, el conductor del formato abordó la situación en la que se encontraba el equipo desplazado a Honduras, que ha impuesto el toque de queda ante la llegada de la pandemia.»El impacto es mucho menor que en España con tan solo 12 casos confirmados que ya están controlados. El gobierno hondureño ha querido adelantarse y la semana pasada, con tan solo 6 casos, ha establecido el estado de alarma. Las medidas son similares a las que se guardan aquí», remarcó, asegurando que la embajada española en Honduras estaba en contacto permanente con los trabajadores del reality.{wbamp-show start}

 2020-03-20 (4) (1) (1).png{wbamp-show end}

Por su parte, Lara Álvarez también quiso dejar un mensaje de ánimo, recalcando que todos los destinados a Honduras se encuentran en perfectas condiciones: «Estamos bien. Todo el equipo está en contacto con sus familias. Estamos siendo una piña y estamos tan orgullosos que tenemos más fuerza que nunca para entretener a toda la gente. Gracias por el esfuerzo y la ilusión»,

Más allá de la supresión de público en plató y de la reducción de colaboradores con el fin de garantizar la distancia de seguridad, Supervivientes tampoco contó en esta ocasión con la habitual entrevista al expulsado de la semana anterior, que en este caso era Alejandro Reyes. Ante esta eventualidad, Yvonne Reyes, madre del concursante, pidió a Vázquez que aclarase que su hijo estaba en perfectas condiciones para no alarmar a la audiencia. «Sí, sí, está muy bien. Está fenomenal y ha engordado ya mogollón», aclaró el presentador.

La reducción de la duración de la gala 5 de Supervivientes 2020 también se dejó notar en las datos de audiencia. El programa firmó un 23,3% de cuota de pantalla y 3.465.000 espectadores, lo que le consolidó como la oferta más vista de la noche del jueves. La abreviación del formato conllevó que la entrega cosechase máximo de televidentes pero mínimo de share ante la imposibilidad de alargarse hasta la madrugada, una técnica que suelen utilizar los programas para inflar su cuota.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.