jueves, 2 diciembre, 2021

El coronavirus obliga a las radios a no hacer grandes fichajes

Las radios

Junio suele ser un mes movido en los despachos de las emisoras de radio. El final de la temporada obliga a los directivos a repensar las principales apuestas de su parrilla y a terminar de perfilar la programación de sus respectivas cadenas de cara al curso siguiente. Sin embargo, la drástica caída publicitaria que ha desatado la crisis del coronavirus ha dejado las cuentas de las diferentes compañías al filo del abismo, lo que se provoca que ninguna de ellas pueda emprender grandes renovaciones entre sus filas.

Esta delicada situación económica lleva a que las principales emisoras opten por mirar dentro de casa y confíen en lo que ya tienen, desdeñando la posibilidad de acometer importantes fichajes o revoluciones de calado en sus equipos, tal y como confirman fuentes del sector. De esta manera, el continuismo será la tónica general de la temporada radiofónica 2020/2021, que arrancará a la vuelta de verano con los mismos protagonistas del curso anterior.

La coyuntura ha beneficiado a más de un locutor, cuyo futuro hubiera peligrado en caso de que el curso hubiese transcurrido con normalidad. Es el caso, por ejemplo, de Manu Carreño. La posición del periodista dentro de la SER sigue estando bastante debilitada pese a haber recuperado el liderato de las noches deportivas. También ha supuesto un respiro para comunicadores como Cristina López Schlichting o Xavi Martínez, cuyos malos resultados en la primera oleada del EGM de 2020 supusieron una amenaza para su continuidad.

El caso singular de RNE

Sin embargo, no todas las emisoras atraviesan por problemas económicos derivados del descenso de la inversión publicitaria. Debido a los cambios legislativos que incluyó José Luis Rodríguez Zapatero durante su segunda legislatura, RNE no cuenta con anunciantes, lo que conlleva que sus decisiones no dependan de la evolución del mercado publicitario. Pese a ello, todo apunta a que la emisora pública tampoco introducirá grandes cambios en su parrilla tras la revolución que ejecutó en septiembre de este mismo año.

RNE comenzó el curso con una renovación prácticamente completa de su programación. Íñigo Alfonso se mantuvo al frente de Las mañanas pero cambió a Alfredo Menéndez por Pepa Fernández, que se incorporó para presentar la segunda parte del espacio. Por su parte, la franja vespertina quedó partida en dos tras la cancelación de Esto me suena, cuyo hueco fue ocupado por Solamente una vez y Por tres razones. Además, Carles Mesa pasó a liderar Hoy no es un día cualquiera, mientras que la vacante que dejó al frente de Gente despierta fue a parar a manos de Alfredo Menéndez.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.