jueves, 24 septiembre, 2020

Dos reporteros de ‘Cuatro al día’, agredidos en Lleida

Durante los meses más duros del estado de alarma, la tensión se adueñó de algunos sectores de la sociedad. En varias manifestaciones, periodistas de distintos medios fueron agredidos mientras realizaban su trabajo. Con el nuevo confinamiento decretado en Lleida, la tensión ha vuelto a hacer acto de presencia.

Una reportera y un cámara del programa Cuatro al día fueron agredidos mientras informaban sobre la situación que atraviesa la provincia catalana. Los hechos ocurrieron ayer, y la periodista agredida, Rocío Cano, pudo contar los hechos en directo: “Sin darnos ningún motivo ni explicación, nos han tirado una silla y a mi cámara le han dado en la cara, donde tiene una herida, y también en el pecho y además le han dado un puñetazo en la cara. Yo he podido alejarme, pero eso es lo que ha ocurrido. Nos recriminaba que por qué estábamos grabando aquí en Lleida”.

Con estas palabras relató la desagradable experiencia que vivieron minutos antes. Afortunadamente, tal como aseguró la reportera, ambos se encuentran bien. En la agresión intervino un hombre de edad avanzada, al que Rocío Cano ha calificado como “mi héroe”: “Ramón ha conseguido que esto no acabara mucho peor”.

Entre explicaciones, el presentador del espacio, Joaquín Prat, quiso saber la razón que dio pie a la agresión. Sin embargo, la reportera le explicó que no existía ninguna motivación clara: “No existe razón aparente, simplemente se ha enzarzado con mi compañero cámara y conmigo. Mi compañero tiene un golpe en la cara y en el pecho”.

El hombre que intervino en favor de los periodistas también sufrió heridas leves en el brazo y en el codo, pero no quiso mostrarlas a cámara. Instantes después de lo ocurrido, el equipo de televisión llamó a los servicios de emergencias. Además, la propia reportera aseguró que procederían a denunciar la agresión.

Las agresiones a periodistas aumentaron durante el estado de alarma

No es la primera vez que los periodistas son el blanco de la ira para algunos ciudadanos. Durante el estado de alarma se produjeron varias agresiones similares a la que ocurrió el pasado martes en Lleida. En mayo, un cámara de TVE fue agredido mientras cubría una ‘cacerolada’ en Zaragoza.

Días más tarde, un reportero gráfico de La Razón fue agredido en Madrid durante la manifestación convocada por Vox en contra de la prolongación del estado de alarma. Mientas grababa a los manifestantes en la Plaza de Colón, dos personas le atacaron por la espalda. El reportero sufrió heridas leves tras un forcejeo en el que le rasgaron su camiseta y le tiraron la cámara al suelo.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes


Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.