lunes, 18 enero, 2021

60 personas fallecen de media cada año en España por quemaduras graves, en su mayoría hombres entre 30 y 40 años

Más de 6.500 personas acuden a urgencias cada año como resultado de una quemadura. De ellas, cerca del 20% requiere ingreso hospitalario. El 63% son hombres de todas las edades pero, si nos movemos en la franja de los mayores de 65, las mujeres son las más afectadas. La primera causa de ingreso por quemadura es la llama, que se origina principalmente en el hogar y en el centro de trabajo. Al año, fallecen unas 60 personas en el hospital por quemaduras.

Conclusiones como estas se han presentado en el informe “Lesionados por quemaduras en España” de Fundación MAPFRE y la Asociación Española de Quemaduras y Traumatismo Eléctrico (AEQUE). La investigación ha sido el resultado de un estudio a un total de 46.325 personas que sufrieron una quemadura; además, analiza el tipo de asistencia hospitalaria de estas personas, según su edad y sexo, así como el número de defunciones producidas, causa de la quemadura y superficie corporal quemada.

Si hablamos de las causas más frecuentes de quemaduras en adultos, la llama ocupa el primer lugar (53,1%) y suele provocar una lesión en el 16% del cuerpo. También se producen por contacto eléctrico, uso inadecuado de productos químicos y superficies calientes. En menores, el motivo principal es la escaldadura, producida en su mayoría por líquidos calientes; esto afecta a 7 de cada 10 niños (68%), con una edad media de 2,8 años.

Jesús Monclús, director de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, aporta algunas recomendaciones y destaca la importancia de “no dejar que los niños se acerquen a sartenes o cazuelas mientras estamos cocinado y no permitirles jugar con mecheros y líquidos inflamables. También debemos extremar la precaución con la sosa caústica ya que es una sustancia muy corrosiva que puede producir graves quemaduras. No mezclar productos de limpieza, que pueden dar lugar a gases muy tóxicos y bañar siempre a un bebé a temperatura de entre 35 y 37 grados”.

A la hora de tratar las quemaduras, Monclús hace hincapié en que “lo primero es apartarse de la fuente de calor que lo ha producido, retirar la ropa y todo aquello que esté en contacto con la zona afectada, aplicar agua fría en abundancia, excepto hielo, y visitar el centro de salud, especialmente si salen ampollas”. Ha destacado, además, que nunca se debe aplicar aloe vera, pasta de dientes o clara de huevo para calmarla, y que días después se debe aplicar crema hidratante varias veces al día y evitar la exposición al sol. Si la quemadura es más grave y dolorosa, como las de tercer grado, que son las que afectan a las capas externa, media e interna de la piel, entonces es obligatorio asistir a urgencias.

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.