domingo, 27 septiembre, 2020

SOS Promecal: Las cabeceras de Castilla y León en alerta ante un nuevo ERE

Corren malos tiempos para la plantilla del Grupo Promecal. El ERE que está llevando a cabo el grupo despierta la inquietud en el ‘Diario de Burgos’ y en las cabeceras de Castilla y León. Los despidos programados por Promecal en dos de sus cinco cabeceras de prensa en Castilla-La Mancha han hecho que se aplique el viejo refrán: «Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar». Fuentes consultadas por prnoticias afirman que los ERE en el grupo de prensa propiedad de Antonio Miguel Méndez Pozo podrían continuar, primero, en las otras cabeceras de Castilla y La Mancha y, después, en las cabeceras de Castilla y León.


La inquietud es evidente en el Grupo Promecal ante la posibilidad de recortes en la plantilla. Las «Tribunas», como se denominan a las cabeceras de Castilla-La Mancha, son las que se encuentran en la primera línea. Pero eso no ha disipado la zozobra en las de Castilla y León, consideradas las ‘niñas mimadas’ de Promecal, que, en total, contabiliza una docena de cabeceras, entre las que destaca una: «Diario de Burgos».


El periódico burgalés es el más mimado por Méndez Pozo y el único que, por el momento, parece contar con una estabilidad interna total. «Si llegan los recortes al ‘Diario de Burgos’, entonces sí que es para echarse a temblar», argumentan a prnoticias. Entre los motivos para ello se señala el hecho de que es la cabecera más querida para el patriarca Méndez Pozo, y la de mayor relevancia dentro de su grupo de prensa, que corre en paralelo a sus múltiples actividades.


‘Michel’ Méndez Pozo, más conocido como ‘El jefe’ de Burgos, siempre ha tenido a gala que en la ciudad del Arlazón no se moviese una hoja sin su conocimiento y, sobre todo, sin su permiso. Considerado como un cacique local, algunos lo señalan como alguien que va más allá, contando con numerosas influencias en las dos Comunidades castellanas pero, sobre todo, en la Vieja. Ni siquiera su condena en firme en los años 90 por el caso de la construcción, en sus tiempos de leche y miel con José María Aznar, le paralizó su entrada en los despachos del poder popular y socialista durante décadas, ejerciendo a día de hoy, más cercano a la ochentena, como presidente del Consejo de Cámaras de Castilla y León. Un desempeño vital y profesional, con el ejercicio del poder y la influencia, en el que ha sido decisivo su manejo de los medios de comunicación de su propiedad.


A pesar de todo, las cosas han cambiado. Ni su hijo ‘Michelín’ es su padre ni la sociedad es la misma. Que en 2014 Burgos se echara a la calle por la reforma de Gamonal, tras la que había intereses vinculados a Méndez Pozo, es todo un ejemplo.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.