miércoles, 2 diciembre, 2020

La pérdida del gusto y el olfato por COVID-19 afecta sobre todo a los jóvenes y a los no hospitalizados

Un estudio multicéntrico llevado a cabo en 15 hospitales españoles y con más de 900 pacientes ha determinado que las alteraciones en los sentidos de gusto y olfato afectan en mayor medida a jóvenes y no hospitalizados. Estas características, comunes a los síntomas habituales de la COVID-19, se presentan como primer síntoma de la enfermedad en uno de cada cinco pacientes, con una prevalencia de alteración del olfato del 53% y de un 52% en alteración del gusto.

El estudio, liderado por la doctora Adriana Izquierdo-Domínguez, del Hospital Consorci Sanitari de Terrassa y de la Unidad de AlergoRino del Centro Médico Teknon, tuvo lugar durante el momento de mayor incidencia de la pandemia, con el objetivo de describir la afectación del olfato y el gusto, además de la relación con otros marcadores inflamatorios de gravedad de la enfermedad.

Según la doctora Izquierdo-Domínguez, “no hay unos síntomas específicos de las vías respiratorias altas que nos permitan distinguir la infección causada por el virus SARS-CoV-2 de otras infecciones virales como el rinovirus, la influenza, el virus Ebstein-Barr y otros coronavirus. Sin embargo, las investigaciones realizadas nos permiten señalar la alteración del  olfato como un síntoma característico de la COVID-19, debido a que el virus se sitúa en el epitelio respiratorio, por lo que puede afectar al neuroepitelio olfatorio. Por lo tanto, una disfunción en este sentido o en el del gusto, debe alertar en la situación actual de pandemia sobre una posible infección por SARS-CoV-2”.

Además, del estudio también se extrae que una mayor gravedad en la pérdida de olfato y gusto se asocia a un menor requerimiento de ingreso hospitalario. “Hemos encontrado que una mayor gravedad de la COVID-19, con una edad de más de 60 años, hospitalización y mayores niveles de proteína C reactiva, se asocian a menor afectación del olfato que en los pacientes con COVID-19 ambulatorios y más jóvenes”, afirma la doctora Izquierdo-Domínguez.

En la investigación han participado varios otorrinolaringólogos, miembros de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), a través de una encuesta elaborada por la Comisión de Rinología, Alergia y Base craneal anterior.

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.