jueves, 22 octubre, 2020

Semana internacional de la sordera.

Las mascarillas y el distanciamiento social dificultan la comunicación para los pacientes con pérdida auditiva

Actualmente, el 64% de las personas que necesitan un audífono para oír mejor no lo utiliza. El uso de mascarillas y la distancia social con la que convivimos hoy en día, acentúa más este problema en pacientes con pérdida auditiva, según datos del estudio Eurotrack Spain 2020.

El doctor Antonio Denia, especialista en Otorrinolaringología y Otoneurología, explica que “es un hecho que vemos todos los días en nuestra consulta que el distanciamiento de la fuente sonora impuesto por la distancia social y la imposibilidad de leer los labios por el uso de mascarillas, ponen en evidencia las dificultades para comunicarse en pacientes que no consultan por pérdida auditiva y, en otros, hacen la comunicación muy difícil cuando la pérdida es importante y no utilizan audífonos”.

Gracias al avance de la tecnología existen audífonos que procesan la señal del sonido más rápido, cuentan con conectividad directa y, además, incorporan inteligencia artificial. Juan Ignacio Martínez, director general de AURAL WIDEX, comenta que este tipo de audífono “es el audífono del futuro, que ya está aquí para el usuario del presente, una persona activa con altas necesidades de comunicación y socialización”.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 466 millones de personas pérdidas auditivas discapacitantes y, de ellos, 34 millones son niños. Además, casi el 50% de los adolescentes y adultos jóvenes de países con un nivel económico medio-alto escuchan música a niveles peligrosos a través del teléfono móvil o reproductores musicales.

La pérdida auditiva puede generar ansiedad o aislamiento

“El perfil de la persona con pérdida auditiva es más joven que hace unas décadas, debido en parte al estilo de vida actual. Además, cabe destacar que hoy una persona con 65 años tiene un estilo de vida más activo que hace 20 años con mayores necesidades de comunicación y de socialización. Oír bien es esencial para que esa persona tenga una buena calidad de vida”, afirma Juan Ignacio Martínez.

No obstante, la pérdida auditiva no tratada puede llegar a generar ansiedad y aislamiento, ya que las personas reacias a usar audífonos ven limitada su capacidad de comunicación y socialización. “El 72% de las personas con hipoacusia no tratada presenta cuadros de ansiedad y agotamiento, así como dificultad para las relaciones sociales. Es muy importante corregir la pérdida auditiva lo antes posible”, destaca el doctor Denia.

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.