domingo, 25 octubre, 2020

Esta noche se emite el segundo episodio de ‘Inés del alma mía’ en La 1 de TVE

Eduardo Noriega: «Interpretar a un personaje histórico impone mucho, hay que mantener cierto rigor»

Eduardo Noriega se mete en la piel de Pedro de Valdivia, un soldado valiente, aguerrido y ambicioso cuyo objetivo es pasar a la historia

La semana pasada se estrenó ‘Inés del alma mía’, la nueva serie de TVE que narra la vida de Inés Suárez. En el primer episodio asistimos a su huida de Plasencia hacia el Nuevo Mundo. La joven se embarca en un viaje hacia Chile en busca de su marido, pero allí descubrirá que murió durante una sangrienta batalla. Antes del estreno entrevistamos a Elena Rivera, la actriz que encarna a Inés Suárez. En esta ocasión, hemos tenido la oportunidad de hablar con otro de los protagonistas de la serie.

Eduardo Noriega (Santander, 1973) posee una larga carrera a sus espaldas. Debutó en el cine con películas como Tesis o Más allá del jardín, ambas de 1996. Un año más tarde ejerció como protagonista en Abre los ojos (1997), película que le valió la nominación al Goya a la Mejor Interpretación Masculina. Desde entonces, son muchos los trabajos en los que ha participado. Le avalan 25 años como actor. En los últimos meses se ha metido en la piel de uno de los conquistadores de Chile, el militar Pedro de Valdivia.

P. ¿Cómo te llega este proyecto? ¿Contaron contigo desde el principio para interpretar a Pedro de Valdivia?

R. Me llamaron en el verano de 2019. Por lo visto a Pedro de Valdivia le iba a interpretar otro actor, pero no pudo compaginarlo con otro proyecto. Al final me llamaron a mí y me ofrecieron el personaje. Pero antes tuve que hacer una prueba. Sobre todo para vernos a Elena (Rivera) y a mi juntos frente a la cámara. A los actores nos están examinando continuamente, da igual que llevemos 25 años trabajando y que nos conozcan. Pero bueno, es parte de nuestro trabajo.

P. Resulta sorprendente con la trayectoria tan amplia que tienes…

R. Sí. En Españas hago menos pruebas, pero para el extranjero sigo haciendo muchas. Además, ahora hay una cosa que no me gusta nada. Las nuevas tecnologías permiten que los directores de casting pidan pruebas a miles de actores de todo el mundo. Cualquiera puede enviar una pieza grabada con su móvil. Luego, de todas esas pruebas los directores de casting solo muestran al director una mínima parte. Al final, muchas veces te tienes que currar mucho un trabajo y luego no llega a los directores. Tengo que seleccionar las pruebas que hago y las que no. Cuando sé que si hay un verdadero interés, por supuesto que las hago.

En el caso concreto de ‘Inés del alma mía’, los productores de TVE querían verme en acción con Elena porque Inés Suárez y Pedro de Valdivia se llevaban algo más de 10 años y nosotros nos llevamos 19. Entonces había una diferencia de edad importante.

P. Hablando de los personajes, cuéntame cómo es Pedro de Valdivia

R. Bueno, interpretar a un personaje histórico impone mucho. Hay una responsabilidad de hablar de alguien que existió. Pedro de Valdivia era un soldado aguerrido, con un alto sentido del honor y de la lealtad hacia el rey y hacia el resto de los soldados. Era una persona muy culta y ambiciosa. Cuando se entera de que se está preparando una expedición a Chile, él está como loco por embarcarse en la aventura, a pesar de que le han advertido de que allí no hay nada. Él se empeña porque es muy ambicioso y porque quiere pasar a la historia al igual que Hernán Cortés o Francisco Pizarro. Además, es consciente de que a los 40 años le quedan muy pocos para guerrear. Entonces se lanza a una aventura muy arriesgada y además lo hace de la mano de una mujer. Para que Inés Suárez le acompañe a Chile tiene que pedir permiso al Papa, al obispo, a Pizarro…al final lo consigue. Ella va en condición de enfermera o ama de llaves, pero en realidad es la amante de Pedro de Valdivia. Con Inés saca su lado más vulnerable porque ella es su confidente.

P. Has comentado antes que dar vida a un personaje histórico te impone especialmente. ¿Cómo es meterte en la piel de un hombre que vivió hace 450 años?

R. Para mí es una responsabilidad. Hay que mantener cierto rigor histórico, no podemos traicionar lo que se conoce de Pedro de Valdivia. Sin embargo, al final esto es ficción y muchas de las tramas que les suceden a los personajes son inventadas. He utilizado mucha documentación del personaje y de la época. Pero luego también la imaginación juega un papel importante para crear un personaje de ficción.

P. ¿Qué importancia ha tenido la novela de Isabel Allende en la serie?

R. Bueno, yo tenía la novela siempre conmigo. Cuando íbamos a grabar según qué escenas, repasábamos algunos capítulos y demás. Aunque es cierto que a veces diferíamos de la novela de Isabel. Luego, los guionistas también me daban permiso para incorporar algunas frases de la novela a mi personaje.

P. ‘Inés del alma mía’ es una superproducción en toda regla, ¿Cómo ha sido el proceso de producción de la serie?

R. Es una producción muy compleja porque grabamos en tres países distintos. Es una historia de época que conlleva mucho material: armas, vestuario, caballos… hay mucha complejidad en cuanto a traslados y demás. Todo eso no se ve en la serie pero detrás hay una labor logística muy compleja. Además, las condiciones de rodaje eran límite. Había días en los que las tormentas de arena no nos dejaban ni abrir los ojos, no podíamos hablar ni escuchar nada. Una de las tiendas de campaña casi sale volando…la tuvieron que sujetar entre 10 o 15 personas del equipo mientras nosotros rodábamos una escena dentro.

P. Durante el rodaje os pillaron varias revueltas sociales en Santiago de Chile…

R. Sí, estábamos alojados en el centro de Santiago de Chile y coincidió el estallido social con el rodaje. Las grabaciones pasaron a un segundo plano porque había muchísima incertidumbre. A veces no podíamos llegar a nuestros apartamentos porque había toques de queda, lanzamiento de gases lacrimógenos…realmente vivimos un primer confinamiento en Chile antes del confinamiento por la pandemia. No sabíamos si la serie iba a poder continuar adelante o si tendríamos que irnos del país. Era un momento muy importante para la sociedad chilena. Hubo un estallido que es consecuencia de unas desigualdades tremendas que hay en el país, la sociedad salió a las calles y protestó con todo.

P. Volvamos a los personajes, Pedro de Valdivia e Inés Suárez pasan gran parte de la serie juntos, ¿Qué tal ha sido trabajar con Elena Rivera?

R. Nos hemos entendido muy bien. Elena es una persona muy disciplinada, muy trabajadora, muy ordenada. Se nota que lleva trabajando desde niña. Hemos estado muy unidos en todo momento. Hemos disfrutado mucho en las secuencias que teníamos que grabar juntos. Durante los meses de rodaje quedábamos para cenar, para ensayar, para hablar con el director… ha sido una gran experiencia. Elena Rivera es una gran actriz y una gran compañera, ha llevado todo el peso de la serie sobre sus hombros.

P. Y en cuanto a tu personaje, ¿Qué tiene en común Pedro de Valdivia y Eduardo Noriega?

R. Bueno, es complicado. Por decir alguna, diré que tengo en común con Pedro de Valdivia el carácter fuerte de cara a los demás, aunque luego en el ámbito privado puedo ser más vulnerable.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.