lunes, 1 marzo, 2021

Comienzan los primeros proyectos con SARS-CoV-2 en miniórganos humanos de laboratorio

Personal investigador de IrsiCaixa y el Instituto de Biología Evolutiva (IBE) empezará a trabajar con estos virus en el CMCiB para estudiar la infección en organoides, miniórganos diseñados en el laboratorio que simularan el pulmón y cerebro humano.

Investigadores de IrsiCaixa (centro impulsado conjuntamente por la Fundación «la Caixa» y el Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya) y el Instituto de Biología Evolutiva (IBE) han puesto en marcha un proyecto con organoides de pulmón y cerebro, miniórganos diseñados en el laboratorio. Estos permitirán simular una infección por el SARS-CoV-2 lo más real posible.

Para llevar a cabo el estudio, se utilizarán virus SARS-CoV-2 obtenidos directamente de pacientes, una alternativa que substituye a los virus artificiales. Esto será posible gracias a las instalaciones del CMCiB (centro del IGTP), que cuenta con unas instalaciones de nivel de contención biológica 3 (NCB3). Recientemente, las ha adecuado para equipar y ofrecer las estrictas condiciones de bioseguridad complementarias para trabajar con SARS-CoV-2 de pacientes.

Objetivo del estudio con miniórganos diseñados en laboratorio

El objetivo principal es estudiar cómo este virus afecta a los órganos humanos y la efectividad de varios fármacos para frenar la infección. Además, se llevará a cabo gracias al uso de Inteligencia Artificial (IA), que permitirá determinar el grado de afectación de los miniórganos para infección y el papel de los fármacos en cada caso.

El doctor Pere-Joan Cardona, director del CMCiB y presidente del Comité de Bioseguridad del IGTP, explica que «el SARS-CoV-2 es un virus de transmisión aérea, por eso ha sido necesario adaptar las instalaciones de nivel de bioseguridad a estas particularidades y ofrecer la formación adecuada al personal investigador que venga a desarrollar proyectos, pero era necesario. Ahora, no sólo podemos estudiar mejor cómo se desarrolla la infección real, sino que estamos preparados para trabajar con otros virus similares».

«Disponer de estos recursos en el Campus Can Ruti nos permite realizar proyectos más ambiciosos en el ámbito de las enfermedades infecciosas. El hecho de llevar a cabo el estudio en organoides también hará que los resultados sean lo más similar posible a los que se podrían obtener en humanos, y eso es esencial», añade el doctor Javier Martínez-Picado, investigador ICREA en IrsiCaixa.

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.