domingo, 29 noviembre, 2020

AYUSO Y MADRID GANAN: OBLIGA A TEST EN AEROPUERTOS TRAS DECIR QUE ‘EUROPA SE LO PROHIBÍA’

CASO MASCARILLAS: Redondo maniobra para que parezca que las baja Sánchez

EN EL MINISTERIO DE LA VERDAD UNA MENTIRA SE EVAPORA CON LA LLEGADA DE OTRA

El Ministerio de la Verdad de Iván Redondo, como se conoce a la medida puesta en marcha por el jefe de gabinete de Pedro Sánchez, no ha sancionado todavía las decenas de engaños procedentes de su propia factoría. Las últimas, la rebaja del precio de las mascarillas y la exigencia de un test negativo desde sus países de origen, a los que accedan al nuestro por los aeropuertos españoles.

Lejos de reconocer el embuste, el Gobierno saca pecho de dos medidas que, gracias a la propaganda del Ejecutivo, había trasladado a la opinión pública como una obligación emanada de Europa. “El reglamento europeo lo prohíbe”, llegó a decir la ministra María Jesús Montero, un engaño subrayado incluso por la portavoz socialista, Adriana Lastra.

La Unión Europea ha tenido que salir, una vez más, el rescate y desenmascarar las maniobras de Redondo, advirtiendo de que no prohíbe rebaja alguna y constatando que otros países sí han reducido e incluso congelado el IVA en unos productos de primera necesidad. Ha sido entonces cuando el Ejecutivo ha rectificado con la más manida estrategia de Redondo: hacer de la necesidad virtud y esperar el momento oportuno para que otra noticia tape los embustes. Y, por ello ha esperado el gurú del Gobierno al debate de los presupuestos para anunciar que baja el precio de las mascarillas del 21 al 4 por ciento. O lo que es lo mismo: Sánchez nos sube un 4 por ciento el precio de estos productos ya que podía haber dejado la rebaja en cero, como otros países de nuestro entorno.

La maniobra de distracción el día que Bildu apoya los presupuestos del Gobierno Frankenstein es tan previsible que hasta resulta infantil, un insulto a la opinión pública a la que Redondo trata como inocentes corderitos. Propaganda para tapar sus mentiras, “sensibilidad del Gobierno”, como dijo sin ruborizarse Montero, subrayando la decisión como si fuera un acto de generosidad hacia los españoles. Podía el Gobierno haber dicho la verdad en lugar de manipular a los españoles; podía Redondo haber aconsejado a Sánchez que se dirigiera a los ciudadanos para contarles que la quiebra económica no permitía esta rebaja. Lejos de ello, el responsable del Ministerio de la Verdad, el censor oficial de noticias con 200 asesores a sus órdenes, enlaza un embuste con otro, de manera que la sucesión de unos, van tapando los anteriores. Así, los ciudadanos van recibiendo tan ingente cantidad de información que no tienen capacidad de análisis. Una noticia tapa a otra, una mentira se evapora con otra.

MAR ha hecho buena la COMUNICACIÓN DE LOCURA en la que se vio inmersa Madrid. Vuelve a mojar la oreja a Iván Rdeondo. Van dos a cero.

El mismo día que se conoce el apoyo de Bildu a los presupuestos de Sánchez e Iglesias, se conoce la rebaja del precio de las mascarillas y también la exigencia de un test en origen para los que atraviesen los aeropuertos españoles. La acumulación de las tres noticias es el ejemplo último de las maniobras de Redondo. Y no es casual que la tercera haya pasado más desapercibida ya que es una medida que venía reclamando insistentemente la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ENHORABUENA. Otro gol por la escuadra de Miguel Ángel Rodríguez a Redondo hasta el punto de que el ministro Illa ha tenido que reconocer que los datos en Madrid han mejorado considerablemente, dando incluso marcha atrás en la idea del estado de alarma en toda España.

Desenmascarar a Redondo es tan fácil como tirar de hemeroteca y recordar el discurso con el que Sánchez pretendía acceder a la presidencia del Gobierno. Donde dije digo, digo Diego y donde dije “no dormiría tranquilo pactando con Iglesias” se ha convertido en la cohabitación del engaño.

La acumulación de trolas en la factoría Redondo pasaría por una estrategia sin escrúpulos, sin más (ni menos) si no fuera porque la montaña de mentiras afecta a decisiones que tienen que ver con la salud y la economía de los españoles. ¿Cuántas personas han pasado por los aeropuertos españoles expandiendo el virus por no exigir PCR como otros países hacen? ¿Cuánto tiempo nos hemos estado desprotegiendo porque Fernando Simón dijo al comienzo de la pandemia que las mascarillas no eran necesarias?

A la vista de los hechos. Redondo acierta cuando rectifica.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.